Mil pesos. En eso vendieron los policías a los 3 italianos. “Es una vergüenza mundial”, dice familia

Los policías que detuvieron a los tres italianos en Tecatitlán, Jalisco, presuntamente recibieron mil pesos como pago por entregarlos al crimen organizado, señaló hoy Danielle Russo, familiar directo de los extranjeros desaparecidos: “Vendieron a mi familia por pocos pesos. Es una vergüenza mundial”, expresó.

Ayer, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó sobre la captura de cuatro policías municipales relacionados con la desaparición de Vicenzo Cimmino, Raffaele Russo y Antonio Russo, ocurrida el pasado 31 de enero.

El Fiscal Raúl Sánchez Jiménez dijo en rueda de prensa que los agentes habrían entregado a los tres ciudadanos italianos a grupos delictivos.

Daniel Russo, hijo de Raffaele, hermano de Antonio y primo de Vincenzo, confirmó hoy a SinEmbargo que la Fiscalía de Jalisco, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia (Farnesina) y otras autoridades italianas ya les notificaron sobre algunas declaraciones que brindaron los municipales detenidos.

“Lo que nos comentaron fue eso: que los cuatro policías vendieron por pocos pesos a mis familiares, esa fue la declaración de los cuatro policías”, dijo el joven.

El monto que habrían recibido fue de mil pesos, respondió el familiar a pregunta expresa. “Eso es una vergüenza mundial”, insistió.

Agregó que aún no les han dicho a qué grupo criminal ofrecieron a los extranjeros, “ pero para nosotros eso no es importante saberlo, lo único que queremos saber es que los queremos con vida, en nuestro país de regreso porque toda nuestra familia los está esperando. Queremos verdad, queremos justicia, queremos saber dónde está nuestra familia, por favor”.

En un mensaje enviado a diversos medios, la familia de los desaparecidos destacó: “quisiera hacer saber que no llevo rencor a los mexicanos porque la mayoría de ellos son muy buena gente, mi única petición es que, ahora que sabemos que vendieron a nuestros familiares por pocos pesos, solicitamos que las autoridades sigan con las investigaciones para localizar rápido a ese mafioso a fin de llegar a la ubicación de Raffaele, Antonio y Vincenzo”.

Los policías detenidos son Emilio “N”, Salomón “N”, Fernando “N” y Lidia Guadalupe “N”, quienes podrían alcanzar una pena de entre 40 y 60 años de cárcel por el delito de desaparición forzada, según detalló Sánchez Jiménez. Hasta el momento se desconoce el grupo delicito al que fueron entregados los extranjeros y si ellos aún están con vida.

La Fiscalía informó ayer que se cumplimentaron cuatro órdenes de aprehensión giradas por el Juez sexto de distrito con sede en Ciudad Guzmán por el delito de desaparición forzada de personas.

Vicenzo Cimmino, Raffaele Russo y Antonio Russo desaparecieron el 31 de enero luego de ser detenidos por policías de Tecatitilán, Jalisco.

Raffaele estaba de paso por el municipio jalisciense cuando dejó de contestar su teléfono celular. Preocupados, su hijo Antonio y su sobrino Vincenzo salieron en busca del también vendedor de generadores eléctricos

Lo último que se supo de ellos, es que policías municipales presuntamente detuvieron a Antonio y a Vincenzo cuando ambos buscaban a Raffaele. Antonio, envió tres audios a su hermano en los que informaba la detención.

“Daniele, estábamos poniendo gasolina y paramos a la policía, dos motos policiales y un carro nos dijeron ‘síganos’ […] ahora estamos detrás de las motocicletas que dijeron ‘síganos’ […] y un auto va detrás”, dijo Antonio en tres audios de whatssapp que envío a sus dos hermanos, Daniele y Francesco, con quienes mantenía comunicación durante la pesquisa. Esas notas de voz, son el último contacto que la familia tuvo con ellos.

Las autoridades de jalisco confirmaron que los italianos llegaron al municipio de Ciudad Guzmán, cercano a Tecalitlán, días antes de su desaparición en dos camionetas blancas que tampoco han sido localizadas.

El pasado 20 de febrero, el Fiscal de de Jalisco comentó que los tres hombres ingresaron al país para realizar actividades comerciales y no turísticas. Además, aseguró que uno de ellos había sido detenido anteriormente en el estado de Campeche por el delito de fraude y cohecho

El caso se dio a conocer luego de que en días pasados familiares de los tres italianos realizaron una protesta en la Ciudad de Nápoles, de donde son originarios, y exigieron la aparición de los tres hombres. En el estadio de San Paolo, desplegaron una manta con la leyenda: “Liberen a los napolitanos en México”.

SINEMBARGO

Comments

comments