ME CANSO GANSO: A celebrar… ¡como nunca!

Compartir en:

RESULTA QUE ENTRE LAS EMPLEADAS MUNICIPALES del sindicato “Eduardo Núñez Marín” ya bautizaron a su líder Jaime Bernabé Castillo Sandoval, como el “Gavilán pollero”.

Y no es para menos porque cada que tiene oportunidad acosa a sindicalizadas … claro está, aquellas que no son fifís y tienen necesidad de un contrato o movimientos de nivel.

Primero les dice que necesitan pagarle con favores, situación que ya le generó serios problemas pues actualmente existen casos de empleadas que lo tienen amenazado con denunciarlo ante las instancias judiciales por acoso sexual, y ahora hasta infartado anda.

Y cada que ve la lumbre cerca, amenaza con renunciar al sindicato, pero lo cierto es que resultó ser un viejo lobo de mar, que durante las negociaciones contractuales, sacó la mayor ventaja pues negoció de manera personal el más alto nivel dentro del escalafón junto con el Secretario del Interior Santiago Méndez Melchor.

Así es como se la gasta el dirigente de los burócratas, quien apenas le bastó poco tiempo para hacer de las suyas y me canso ganso, que lo anterior en contubernio con funcionarios, quienes se han prestado a todo tipo de componendas, para recibir beneficios económicos con el manejo del personal sindicalizado y de confianza.

Ya les iremos dando a conocer todas las fechorías de Jaime Bernabé Castillo Sandoval, y la mafia que ha creado con el director de recursos humanos Luis Aguilar.

OTRO QUE SE ESTÁ LLENANDO LOS BOLSILLOS pero, en serio, es el director de Catastro, Arturo Quiroz Romero junto con los inspectores que le asignaron al área, y quienes son “finos” para sacar lana.

Claro ejemplo se presenta en algunos fraccionamientos de la ciudad como Los Laureles en la colonia México, donde vecinos están construyendo sobre áreas verdes y se están apoderando de espacios que no les corresponden.

Pese a las denuncias de los vecinos y que los inspectores de Catastro ya notificaron y dieron 60 días para que retiren esas construcciones, no ha pasado nada desde  junio, porque los mismos vecinos afirman que les dieron su “mochada” a los inspectores y desde luego al director de Catastro, Arturo Quiroz, quien resultó más “fino” que Rene Bejarano, para eso de la lana.

No cabe duda que hay de chairos a chairos y funcionarios fifís que no son nada decentes para robar y sino pregúntenle a José Luna Kuri, que tiene su mención aparte con el negocio del ambulantaje.

PERO NO SOLO LOS CHAIROS hacen de las suyas, también los regidores panuchos se la pasan en la “pachanga” sin hacer nada, más que ir a levantar el dedo en las sesiones de cabildo.
Como Aldo Maldonado, quien pese a ser oposición dentro del gobierno municipal, ha optado por disfrutar de los placeres del poder e incluso ni se presenta a trabajar.

Mientras su secretaria aprovecha toda ocasión para celebrar cumpleaños, días festivos y solo quiere un pretexto para tener fiesta en la oficina, donde todos se meten.

Y no es de extrañarse, pues en otras ocasiones al regidor panista comisionado en turismo se le ha visto en reuniones de tipo político en horas de trabajo, ya que en su comisión ni lo pelan.

Por Reportero Fifí

error: Content is protected !!