McGregor Loaiza, precursor de la modernidad

El ingeniero, Enrique McGregor Loaiza, fue un distinguido profesionista, muy querido entre el gremio y la sociedad en general, con un legado de obras que hasta la fecha permanecen, afirmó el historiador, José Luis Rodríguez Badillo.

Enrique McGregor Loaiza, falleció el pasado 26 de noviembre a la edad de 95 años, era originario del estado de Michoacán, de Tzintzimeo, un pequeño pueblo, donde nació el 3 de noviembre de 1923.

Era Ingeniero Civil de profesión y en esta ciudad se convirtió en un reconocido empresario de la construcción; llegó a Poza Rica en 1952 junto con su esposa, la Señora, Martha Melgarejo de McGregor, una destacada pintora y gran colaboradora de Casa de Cultura en sus inicios.

El escritor, Badillo Rodríguez, recuerda que en 1954 edificó uno de los edificios Multifamiliares de la colonia Obrera, un año más tarde el edificio del aeropuerto de Poza Rica que construyó Petróleos Mexicanos frente al panteón y para 1968 estuvo a cargo de erigir la fuente de la Plaza Cívica.

Fue un profesionista que se distinguió en su época en el medio social, se caracterizó por su carácter social y bohemio, recordó el cronista, José Luis Rodríguez Badillo.

Además, McGregor Loaiza, era uno de los socios más antiguos de la Amiteep, donde inclusive el año pasado le entregaron un reconocimiento por su constancia como socio activo.

Comments

comments