Los refrescos bajos en calorías crecen gracias al IEPS

Compartir en:

“El consumidor es consciente del impacto del azúcar en su salud, las bebidas carbonatadas que más están tomando terreno ahora son las no calóricas (0% azúcar). El segmento de no calórico apenas empezó hace un par de años, tiene que ver un poco la conciencia del consumidor”, señaló Adolfo Pérez Borja, consultor senior de estrategia de KPMG, en conferencia de prensa. La categoría de cola no calórica tuvo un crecimiento de 26.10% al cierre de 2018.

En 2014, se implementó el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de 1 peso por litro a bebidas azucaradas y se planteó la actualización de la cuota conforme a inflación cuando se acumulara 10%. En línea con la ley establecida, en enero 2018, se actualizó la cuota en un 17%, por lo que hoy en día se paga 1.17 pesos por litro de bebida saborizada.

Desde entonces la industria refresquera redujo un 7.2% el contenido calórico de sus productos. El consumo total de edulcorantes calóricos por mililitro de refresco, disminuyó 4.57% entre 2017 y 2018.

El estudio concluye que el consumo de las bebidas carbonatadas (refrescos en general) se ha mantenido estable en los últimos años y la industria refresquera ha mantenido una tasa de crecimiento anual compuesto de 2.09% en sus ventas en los últimos cinco años, a pesar del IEPS, que no afectó significativamente los patrones de consumo de bebidas de los mexicanos.

La industria cerró en 2018 con un volumen de ventas de alrededor de 18, 903 millones de litros de refresco, lo que representa un incremente de 0.28% con respecto al año anterior.

“El aumento de precios a causa del IEPS fue casi el doble de la inflación del país, pues la inflación promedio del 2014 a 2018 fue de 22%, mientras que la inflación de refrescos y bebidas no alcohólicas fue de 40.35%», dijo Óscar Silva, socio líder de KPMG.

La industria, ¿golpeada con el nuevo aumento?

El Paquete Económico 2020 propone que a partir del 1 de enero la cuota aplicable de IEPS sea de 1.2705 por litro. Sin embargo, los expertos prevén que la industria pueda a travesar por un momento complicado, pero no necesariamente por la implementación de este impuesto, ya que es un producto básico para los consumidores.

“La realidad sí vemos un escenario complicado, pero no por el IEPS. Pensamos que el incremento de precio que hubo en el pasado se vivió únicamente en el primero año (2014) pero luego se recuperó y sigue en los mismos niveles. Eso sumado con una economía más débil, una desaceleración en Estados Unidos… Va a ser un año complicado para la industria, pero no creemos que solo sea por el IEPS. Podríamos ver disminuciones en el consumo así como lo estamos viendo en otras industrias”, dijo Silva.

Eso sí, el especialista añadió que los apoyos directos que está otorgando el gobierno puede impulsar el consumo inmediato y contrarrestar este efecto.

Crédito: expansion.mx

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

error: Content is protected !!