Los privaron de su libertad

¡Comparte esta nota!

Coyutla, Ver.– Una mujer y su hijo fueron privados de su libertad y luego de 72 horas aparecieron sin vida en un rancho de Arroyo Seco en estado de descomposición.

Este viernes por la mañana los cuerpos de un hombre y una mujer fueron hallados en el rancho del señor Alfonso Mora, lo que movilizó a las autoridades policiales y de investigación.

Luego de darse a conocer la noticia los cadáveres fueron identificados como Manuela Juárez García, quien contaba con 36 años de edad, y su hijo, Kevin Antonio Juárez, de 18. Manuela tenía su domicilio en la Ciudad de México, pero era originaria de este municipio.

Acudieron a un funeral

y al regreso los raptaron

Manuela salió de Ciudad de México el sábado 11 de septiembre, en compañía de su hijo, un menor de edad J. E. J, para acompañar a sus familiares a un sepelio, pero la mañana del martes 14 abordó un autobús de la línea “Transportes Moreno”, para regresar a la CDMX, pero para eso se llevó a su hijo Kevin, con la intención de que trabajara en esa ciudad.

Sin embargo, alrededor de las 15:00 horas la hermana de Manuela, quien vive en la CDMX, recibió una llamada del conductor del autobús para reportarle que su sobrino estaba con él y le contó cómo varios sujetos encapuchados y a bordo de un vehículo gris los interceptaron cuando transitaban sobre la carretera México-Tuxpan, en una zona de curvas el tramo Lindero, Tihuatlán a La Uno, Venustiano Carranza, Puebla.

Los delincuentes forzaron a detenerse al autobús y se fueron directamente contra Kevin y Manuela, la mujer alcanzó a decirle al chofer que cuidara a su hijo menor, fue por eso que la hermana de Manuela llegó hasta la terminal de autobuses Moreno, en Indios Verdes, para llevarse a su sobrino.

Familiares de los occisos de esta comunidad al enterarse del hallazgo del viernes y comprobar que las características de la ropa eran semejantes a las de Manuela y Kevin, acudieron a la Unidad de Procuración de Justicia del distrito VIII, en la ciudad de Papantla, para realizar la identificación de manera oficial y reclamar los restos para darles cristiana sepultura.

Es importante mencionar que la finada tenía alrededor de 30 meses viviendo en la CDMX, y desde entonces no había regresado a su comunidad natal ya que supuestamente tuvo que ver en un homicidio que se registró en contra un sujeto conocido como Miguelona, cosa que las autoridades no han resuelto.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!