Los defraudaron con tierras ajenas en Álamo

Compartir en:

Álamo, Ver.- Desalojados del predio en el que permanecieron posesionados alrededor de nueve meses, integrantes del grupo Zapata Vive denunciaron públicamente haber sido defraudados por un representante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), quien primero los alentó a entrar y después prácticamente los dejó indefensos.

Uno de los afectados, Rogelio Guerrero González, precisó que el desalojo se derivó de una denuncia penal que interpusieron los presuntos propietarios del lugar, organizados en la agrupación Campesinos Independientes.

Dijo que, debido a dicha denuncia, el fiscal Martín Ramírez García los visitó en repetidas ocasiones para pedirles salirse por las buenas del predio ubicado en el ejido Alazán, puesto que el terreno ya cuenta con dueño.

En este contexto, el quejoso y demás defraudados indicaron que ahora que ya están fuera de aquel predio esperan no tener problemas con la justicia.

Mencionaron que el desalojo se realizó en perjuicio de cincuenta familias, cada una de las cuales pagó por ingresar entre 25 mil y 28 mil pesos al representante de la CNPA, Eliseo Martínez Ramos, quien además de esa cantidad cobraba cuotas de mil pesos o cooperaciones de entre doscientos y trescientos pesos, para supuestamente viajar a México o a Xalapa en donde realizaría trámites para regularizar los terrenos.

Por si fuera poco, anotaron, a las personas que no podían asistir a las guardias semanales les cobraba mil pesos. “La última cooperación que pidió fue de 500 pesos, para el pago del topógrafo…”, sostuvo.

Todavía más, en un documento entregado a las autoridades municipales para su conocimiento, los defraudados campesinos aseguraron que el tal Eliseo Martínez Ramos se daba la gran vida con el dinero que les exigía, e incluso los hacía realizar faenas en los terrenos que le tocarían a él y a cultivar maíz de cuya cosecha se apropió.

 

error: Content is protected !!