Los cinco grandes de África

El guepardo es el animal más rápido del mundo; fácilmente supera los 100 km/h. Cuando el sol cae comienza a observar el movimiento de la noche y sus criaturas, en busca de presas, es un felino de hábitos nocturnos que sube a rocas y árboles para evitar a los leones y tener una mejor perspectiva del terreno.Este felino aprovecha el día para descansar en los árboles y así evitar la confrontación con manadas de leones que lo matarían.

Los rinocerontes adultos llegan a pesar hasta una tonelada y, al no tener predadores, pueden caminar por áreas abiertas con pastos bajos. Su única amenaza es el hombre, ellos buscan la sombra de los árboles y cubren su cuerpo de barro, no solo para enfriarse, sino también para protegerse contra parásitos.Antiguamente se creía que los cuernos de los rinocerontes tenían propiedades medicinales, motivo por el que eran tan buscados.

Los leones son muy expresivos y lo manifiestan frotándose las cabezas. Así se comunican los que pertenecen a la misma manada.A los pocos meses de vida, los cachorros comienzan a cambiar su dieta de leche materna por carne de búfalos, cebras, ñus y de casi todos los herbívoros.

El cuarto de los cinco grandes de África es el elefante. Una madre y su cría se muestran su afecto mediante su trompa, órgano más característico de este animal. Dos elefantes pasean al atardecer por el Parque Nacional Serengueti.

El quinto de los cinco grandes de África es el búfalo. Aquí vemos una manada de búfalos cafres en el Parque Nacional Serengueti.Los cuernos de los búfalos son gruesos y muy desarrollados, curvándose hacia arriba en los extremos; en los machos, la distancia entre estos alcanza un metro.

NATIONAL GEOGRAPHIC

 

 

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña