El legado de su padre marcó su vida

Para pocas personas es conocido Sebastián Marroquí, sin embargo, al escuchar el nombre de su padre, cientos de historias y preguntas surgen en relación al capo que cambió la historia del narcotráfico: Pablo Escobar Gaviria.

A sus 40 años, Sebastián Marroquí, quien hasta hace algunos años se llamaba igual que su padre, asegura que el narco cambió su vida por las acciones que llevó a cabo su papá. Reconoce que su pasado lo marcó, sin embargo, ahora, busca dar un mensaje para que niños y jóvenes desistan del crimen organizado y vean en los estudios una oportunidad para crecer.

A través de conferencias impartidas en diferentes países, entre ellos, México, Sebastián Marroquí, ofrece su testimonio, como una prueba de que la vida en el narcotráfico no buena, ya que el fin es el mismo: morir o pasar la vida en prisión.

Excelsior

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña