Con solo 31 años se convertirá en el mandatario más joven del mundo, conocelo

No obtuvo la mayoría absoluta, pero todo apunta a que se convertirá en el mandatario más joven del mundo. Sebastian Kurz va en camino a ser el nuevo presidente de Austria, ¿lo sorprendente? Solo tiene 31 años.

Atrás quedaron las épocas en las que no se confiaba en los jóvenes para gobernar un país. Siguiendo la tendencia de Justin Trudeau, de 45 años, y Emmanuel Macron, de 39, Kruz viene a desafiarlo todo al apenas haber pasado a su tercera década de vida. Los resultados oficiales no se conocerán sino hasta el jueves pero con el 31% de mayoría, vale la pena ir sabiendo más de este joven candidato.

Tal como sus dos colegas, también es conocido por su estilo. Siempre en trajes en estricto slim fit, la melena larga y peinadísima hacia atrás, y el uso –muy opcional- de corbatas delgadas, son parte del look del político que con solo 27 años ya era el ministro de Relaciones Exteriores más joven de toda la Unión Europea. No es sorpresa que su apodo sea Wunderwuzzi, algo parecido a “niño maravilla”.

En algo que es muy poco común entre los mandatarios internacionales, Kurz no está casado, ni tiene prisa por estarlo. Desde que tenía 18 años mantiene una relación con Susanne Thier, a quien conoció en el colegio. El que su partido sea conservador y que él se haya autoproclamado católico, ha hecho que los medios se enfoquen especialmente en la posibilidad de una boda pero ni él ni Susanne lo tienen entre sus planes cercanos. Eso sí, la pareja comparte un departamento en la colonia Meiding de Viena, en donde ya advirtió seguirá viviendo incluso si es nombrado canciller.

Claro, con once años de noviazgo, ya hubo un primer intento de enlace pero con el nombramiento de Sebastian como ministro todo se echó para atrás. La boda no fue lo único que se tuvo que posponer, al momento de recibir el importante puesto, el joven se encontraba estudiando la carrera de derecho, la cual también tuvo que ser puesta en pausa.

Su campaña se ha convertido en todo un caso de estudio, pues los expertos en la materia ven como todo un fenómeno el cómo logró convertir un aburrido partido conservador en todo un movimiento atractivo para los más jóvenes. Sorprendentemente, su discurso se apega más al de la extrema derecha pero ha logrado darle el tono necesario para hacerlo fresco e interesante en su país.

Hola

Comments

comments