La Rosca de Reyes, una delicia con toques religiosos

Compartir en:

La festividad del 6 de enero es completamente religiosa y data de hace miles de años.

Según la Enciclopedia Británica Católica, se trataba de una celebración pagana en honor al Dios Saturno que tenía lugar del 17 al 23 de diciembre, la cual coincidía con el solsticio de invierno.

APROPIACIÓN

Con la aparición del cristianismo, la celebración antes mencionada empataba con la festividad de Navidad, por lo que intentaron desaparecerla, pero fueron ellos mismos quienes la continuaron e incluso en lugar del muñequito al que estamos acostumbrados, comenzaron a poner un haba en medio de un pan, que era lo que comían en vez de la rosca.

Fue hasta el año 354 cuando se comenzó a festejar el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre. Poco después, la epifanía empezó a conmemorarse el 6 de enero, día en el que los católicos celebran la Adoración de los Reyes Magos al Niño Jesús. Cabe mencionar que esta tradición con el paso de los años se extendió por todo el mundo.

Durante el siglo VII en Francia horneaban una tarta, le escondían el haba y quien la encontrara era considerado “rey de haba”. Esta tradición llegó a España y luego a México en tiempos del Virreinato.

¿QUÉ SIGNIFICAN LOS ELEMENTOS DE LA ROSCA DE REYES?

La forma de la Rosca de Reyes es ovalada o circular y esto quiere decir que el amor por Dios es infinito, no tiene principio ni fin.

Hay otra versión de que su forma es redonda porque representa las coronas de los Reyes Magos.

El muñequito en medio de la rosca representa al Niño Dios y está oculto porque alude a la persecución que sufrió por el Rey Herodes.

El cuchillo con el que se parte la rosca representa los asesinatos de bebés menores de dos años que realizó el Rey Herodes al enterarse que había nacido un nuevo monarca porque quería quedarse con el trono, sin que encontrara nunca al niño Jesús.

El azúcar en la Rosca de Reyes representa los puntos cardinales de dónde venían los Reyes Magos y los dulces, como ates, acitrones y frutas secas, las joyas de sus coronas.

LA TRADICIÓN DICE QUE…

Quien encuentre el muñequito en medio de la rosca será el encargado de llevar a bendecir al Niño Dios el 2 de febrero a la iglesia y los menos católicos se limitarán a brindar ese mismo día un banquete de tamales con quienes compartieron la rosca.

DATO CURIOSO

En tiempos de Virreinato las familias adineradas en lugar de un haba, solían esconder una pequeña pieza de oro.

Crédito: elsoldemexico.com.mx

Brenda Vega

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

error: Content is protected !!