Una Mirada Atrás

La monoboya de Tuxpan

Eficaz dispositivo marino que opera en altamar

UNA MIRADA ATRÁS

ING. JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ BADILLO

En las primeras dos décadas del siglo pasado, la explotación petrolera confinada entre las márgenes de los ríos Pánuco y Tuxpan, en la zona norte de Veracruz fue de manera abundante, los pozos petroleros fueron miles, en los campos petroleros se desarrollaron de todo tipo instalaciones y las necesarias. El 11 de julio de 1916 la Compañía El Águila obtuvo permiso para construir en la Barra Norte de Tuxpan una planta para destilación primaria, donde además se izaron varios tanques de almacenamiento de cincuenta y cinco mil barriles, las estaciones para bombeo de aceite y agua, una generadora de vapor, entre otras de similar importancia, el volumen de refinación fue de veinte mil barriles por día, que en 1921 se escaló a treinta mil.

La refinería recibía la producción que se explotaba en el campo Furbero desde el año 1903, sitio estimadamente alejado noventa kilómetros al sur, en Coatzintla, Veracruz, a partir de 1918 del Campo Petrolero de Potrero del Llano por medio de un oleoducto que se extendió serpenteando el río Tuxpan hasta llegar a la Barra Norte, en el campo Ojite existió una estación de rebombeo que contó con servicios, entre ellos calderas, generadoras de vapor y el dispositivo para cruzar el ducto un estero enlazado con el río en ese lugar, el mismo en 1916 transportó la producción del legendario pozo Potrero del Llano cuatro, el segundo de mayor producción de México con cien mil barriles por día.

Buque-tanque atado al brazo de amarre de una monoboya en pleno mar.

Después de 1930 en el Kilómetro 56 de las vías Cobos a Furbero, hoy Poza Rica, hubo algunos pozos, entre ellos el Mecatepec, que incorporaron su producción al ducto de seis pulgadas que llegaba a Cobos y de ahí a la Barra Norte, después del 18 de junio del mismo año se agregó el campo Petrolero de Poza Rica con el pozo Poza Rica Dos, este dio pauta para la expansión de la exploración y explotación, el resultado fue tan efectivo que llevó a la Compañía El Águila a fundar el 22 de diciembre de 1932 el Campo Petrolero de Poza Rica.

Después de 1938 el campo se convirtió en Distrito y sede de la Superintendencia Poza Rica, que entre sus proyectos construyó un nuevo oleoducto a la Barra Norte y más tarde eliminó la destiladora, se edificaron los tanques de almacenamiento y el sistema de bombeo, para el año de 1972 Petróleos Mexicanos prácticamente se convirtió en importador de productos, Tuxpan empezó a importar crudo y refinado que era enviado a la refinería de Azcapotzalco vía Poza Rica, era imperante para la empresa recibir producto vía marítima, el enorme obstáculo era el bajo calado del río Tuxpan, no obstante que la terminal de Tampamachoco se encuentra cerca de la bocana, por tal motivo no existió un muelle con dársenas para movimiento de hidrocarburo con buques-tanque.

En  el año de 1973 Petróleos Mexicanos obtuvo de la Casa de Ingeniería IMODTO con sede en los Estados Unidos el diseño de una monoboya, que técnicamente es una baliza flotante ubicada en el mar, esta usualmente se encuentra anclada en el lecho marino con diversas funciones, en especial la patente tenía la finalidad de trasegar aceite y sus derivados a los tanques de almacenamiento en la costa, es una sola pieza como lo describe su mismo nombre.

Buque-tanque descargando por una monoboya frente a la Barra de Tuxpan. 

La fabricación se realizó en varias partes y componentes para poder transportarse a la costa, la monoboya fue ensamblada por la compañía mexicana Protexa en los patios de Petróleos Mexicanos de Mata Redonda, desde su fabricación en apego estricto a la normatividad de construcción como al medio ambiente y las marinas, fue supervisada por American Bureau of Shipping conocida a nivel internacional como “ABS Group”, que es una Sociedad de Clasificación con sede en Houston, Texas fundada en 1862, al quedar terminada la monoboya esta quedo certificada.

En el tiempo en que esta obra se realizaba, el Superintendente de la Barra Norte era el Sr. Cornelio Gogeatchea y Morada, quien estaba supervisando el hincado de los pilotes sobre el punto donde se iba a instalar la monoboya, esta actividad se estaba realizando simultáneamente al armado de monoboya, se estaba utilizando una grúa instalada en la cubierta de un barco, los seis pilotes fueron de tubería metálica que se sumergió en el lecho marino a base de golpeteo hasta topar con un manto resistente, el trazo de los pilotes formó una figura geométrica en forma de hexágono, al quedar totalmente hincados los pilotes se cortó el último tramo en el lecho marino para instalar el cartabón donde se sujetarían las cadenas de enormes eslabones, igualmente en forma simultánea se tendió el oleoducto con una longitud poco menos de diez kilómetros.

Al quedar terminada la monoboya fue transportada por un remolcador al muelle de Tampamachoco para una inspección de los componentes, el de particular atención fue el manifold, es un conjunto de conexiones también conocido como múltiple, es parte esencial del sistema y sirve para el manejo de diferentes tipos de fluidos sin que estos se mezclen, no importando la densidad, otros elementos importantes son los tres brazos, el de amarre, donde se ata el buque-tanque, el de carga que está compuesto de codos de noventa grados y son donde se acoplan las mangueras, el tercero da el balance que permite a la boya estar adrizada, el vínculo entre la parte inferior de la monoboya con la tubería del lecho marino son las mangueras que no deben estar tirantes, para eso se colocó en el desarrollo de las dos mangueras flotadores que ocasionan que el juego de ambas asemejen un foco.      

Buque en espera de atarse a la monoboya para descargar gasolina.

Al quedar instalada la monoboya se inspeccionó con buzos que todo estuviera de acuerdo a los planos, de igual forma se recorrió haciendo una inspección visual la tubería submarina, cuando todo quedó debidamente inspeccionado solo faltaba ponerla a prueba, era un enigma ver su doble función, amarrar el barco y permitir el paso del producto a través del múltiple, hasta que llegó el día 17 de agosto de 1974, el buque-tanque Francisco I. Madero inició por primer vez el procedimiento de descarga de aceite, con ayuda de remolcadores, buzos y personal se empezó la primera maniobra, consistió en atracar el buque en el brazo de la boya, mientras un remolcador tiró del barco para estabilizarlo, las mangueras flotantes se ligaron de un extremo al brazo de mangueras de la monoboya y el otro extremo de estas en babor, al quedar todo acoplado el barco echó a andar las bombas e iniciando la histórica descarga a los tanques de almacenamiento en la Barra Norte.

Después del primer desembarque del buque-tanque Francisco I. Madero inició la forma más efectiva de descargar aceite y sus derivados sin tener un puerto y sus respectivas dársenas, la operación se desarrolla permanente las veinticuatro horas y solo suspende en días de mal tiempo, en la actualidad son dos equipos de estos, la importación de gasolina llega por las monoboyas, de ahí se desvía a Poza Rica que juega un rol en el trasiego del combustible que se envía y se consume en el altiplano mexicano.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es prueba-1024x51.png
WhatsApp: SDR La Opinión Recargado
Instagram: Laopinionpr 
Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: [email protected] <<< ¡clíck aquí!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
error: Content is protected !!