La meditación potencia las conexiones neuronales

Compartir en:

Un nuevo estudio realizado en la Escuela de Estudios Avanzados IMT de Lucca (Italia) demuestra que el sentimiento subjetivo de bienestar experimentado por muchas personas con la práctica de la meditación está relacionado con cambios específicos en el cerebro.

La investigación, publicada en la revista Brain and Cognition, examinó los efectos de la técnica conocida como Meditación Trascendental (TM), que se propone conseguir una “conciencia plena” o mindfulness a través de la percepción o la experiencia de uno mismo.

En realidad, por meditación se entiende cualquier práctica que pretenda entrenar la mente para conseguir un beneficio específico, ya sea de salud, capacidad de concentración o liberación de conceptos o creencias que se quieren superar.

Metodología

Para el estudio italiano,  los investigadores reunieron a 34 voluntarios jóvenes sanos y los dividieron en dos grupos. El primero practicó Meditación Trascendental durante 40 minutos por día en dos sesiones de 20 minutos cada una, una por la mañana y otra por la noche. El segundo grupo no cambió su rutina diaria.

Al comienzo del estudio, los investigadores midieron mediante cuestionarios psicométricos el nivel de ansiedad y estrés de todos los participantes, así como su capacidad para gestionar situaciones estresantes.

Cada individuo fue sometido asimismo a una prueba de resonancia magnética funcional (fMRI), para medir la actividad cerebral en reposo y los cambios en la conectividad funcional entre diferentes áreas cerebrales. Después de tres meses, al final del estudio, se repitieron las mismas pruebas.

Más conexiones cerebrales

El análisis de los datos demostró claramente que los niveles de ansiedad y estrés percibidos por los sujetos que siguieron el programa de meditación se redujeron significativamente, en comparación con los de los voluntarios que no practicaron TM.

«La resonancia magnética también muestra que la reducción de los niveles de ansiedad está asociada con cambios específicos en la conectividad entre diferentes áreas cerebrales, como el precúneo, el lóbulo parietal izquierdo y la ínsula, que tienen un papel importante en la modulación de las emociones y los estados internos», explica Giulia Avvenuti, primera autora del estudio.

«En el grupo de control, en cambio, no se observó ninguno de estos cambios. El hecho de que la Meditación Trascendental tenga efectos medibles en el «diálogo» entre las estructuras cerebrales involucradas en la modulación de los estados afectivos abre nuevas perspectivas para la comprensión de las relaciones cerebro-mente», añade Pietro Pietrini, coordinador del estudio.

«También amplía los resultados de investigaciones recientes que sugieren que las terapias con medicamentos y la psicoterapia aprovechan el mismo mecanismo biológico», precisa Pietrini.

TENDENCIAS21

error: Content is protected !!