La huasteca: historias que se pierden por falta de cronistas

Compartir en:

Tuxpan, Ver.- Muchos de los pueblos de esta región huasteca, y en especial los enclavados en la Sierra de Otontepec, están en riesgo de perder parte de su historia por falta de nombramiento oficial de cronistas en cada municipio, advirtió el escritor Dimitri D. Mier.

Autor de 26 libros entre obra académica y literaria, el novelista, originario de Chontla, invitó a recorrer las comunidades establecidas en la franja de esta sierra y descubrir pasajes casi inéditos, que lamentablemente se van perdiendo, insistió.

Tan sólo en su tierra natal, agregó, “ningún presidente municipal ha tenido la delicadeza de nombrar cronista. Muchos datos históricos se están perdiendo, los viejos se van yendo y los datos que se trasmiten de manera oral se van perdiendo”, recalcó.

A los 22 años, el autor escribió el libro de poesías “Pétalos de amor”, publicado en 1989 por la Universidad Veracruzana, para después adentrarse en la novela de corte filosófico y luego regresar al romanticismo.

Con sus obras de enfoque filosófico y cultural, Dimitri D. Mier ha proyectado escenarios de la Sierra de Otontepec y posteriormente de Guadalajara y Texas.

“Tengo obra relacionada con filosofía huasteca, náhuatl y latinoamericana, publicadas por la Universidad Iberoamericana, y otra que llamé Hacia una sicología de la liberación en América Latina, que publicó la UNAM”, citó.

Reiteró que en Chontla, donde aprendió a leer y escribir en una escuela fundada en 1905 y que es de las más antiguas de la zona norte de Veracruz, hubo un destacamento militar durante la Guerra de Independencia en 1810.

En este lugar, refirió, ocurrió un encuentro entre grupos de los ejércitos Insurgente y Realista, precisamente entre las comunidades San Juan Otontepec y Mata de Otate, mientras que en el vecino municipio de Tantima también hubo un combate entre Conservadores y Liberales.

“La Sierra de Otontepec encierra importantes datos históricos. Aunque tiene templos y construcciones antiguas, sus evidencias son más intangibles, a diferencia, por ejemplo, de Castillo de Teayo, donde hay más evidencia tangible, pero no hay apertura de las autoridades para nombrar cronistas y se corre el riesgo de que parte de la historia se pierda”, concluyó.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica

Compartir en:
error: Content is protected !!