La historia de Paracho, Michoacán, el pueblo de México donde hacer guitarras no es solo arte, sino una forma de vida

Desde niña mi vida ha estado ligada a la música, tal vez porque en casa de los abuelos maternos siempre había bohemia a guitarra y voz, y todos tocaban ese maravilloso y práctico instrumento de seis cuerdas y grandes posibilidades armónicas. Siempre escuché de boca de mi abuelo que las guitarras de Paracho eran las mejores, y hoy me he decidido a averiguar la razón.

Paracho es una pequeña ciudad ubicada en el estado de Michoacán a 100 km de Morelia, en sus calles puedes encontrar desde comida típica michoacana como las corundas (pequeños tamales), el pozole de maíz morado, las carnitas, o la atapakua (una mezcla de tomatillo, flor de calabaza y carne de cerdo). Pero otra cosa que llama la atención en las calles de Paracho es la gran cantidad de tiendas que se dedican a la venta de guitarras.

Guitarras para principiantes y para expertos que se venden lo mismo en México que en otras partes del mundo, que son demandadas por artistas exigentes, y que se realizan al gusto del comprador. Con más de 300 fabricantes, Paracho es sin duda la capital mexicana de la guitarra, donde se producen de acuerdo con el gobierno de Michoacán, el 98% de las guitarras que se elaboran a nivel nacional.

El oficio del laudero

Guitarras De Paracho 1

Recopilamos algunos testimonios de personas que han estado en Paracho porque no queríamos quedarnos solo con nuestras impresiones de esta pequeña ciudad de tan solo 37 mil habitantes. Esto fue lo que Noemí me contó

El pequeño taller tenía muestras de aserrín, lijas, madera ya curva para el cuerpo de la guitarra y brazos sin terminar, clavijas, cuerdas y en el fondo unas bellezas terminadas que invitaban a tocarlas por primera vez. Agarró una que tenía a la mano y dió una armoniosas notas que me pusieron la piel de gallina. Era maestro artesano pero bien sabía de su oficio por amor al arte, también sacaba notas hermosas de seis cuerdas afinadas a la perfección. No es solo arte y destreza, es amor y pasión al oficio que se desempeña.

Por otro lado Marcelo también nos comentó su aventura y nos encantó:

Revisé un mapa turístico que me dieron llegando a Morelia y tracé mi tour junto con Mague y al día siguiente vámonos a pasear. Antes de salir compramos unas tortas de pierna super gigantes como del tamaño de mi cara. Y a pasear en el recorrido fuimos donde el volcán Paricutín tapó la ciudad. Luego pasamos a otros poblados y cuando acordé cayó la tarde y todavía no llegaba a las fábricas de guitarras pero en un mercado en una placita comimos pozole de maíz morado y como cucharita nos dieron la punta de una hoja de maguey o henequén. Total cayó la noche y no llegamos a tiempo a la fabrica pues habían cerrado. Regresamos a Morelia sin guitarra. Pero al día siguiente fui al mercado principal a buscar la guitarra para tu abuelo y cuando se la di le gusto mucho y continuó por muchos años más cantando para todos.

El oficio del laudero requiere tiempo y paciencia, precisión, un buen oído, una mano firme pero a la vez suave que sea capaz de dotar a la madera de su forma, grosor y barniz adecuado. Para llegar a ser laudero, es preciso ir acumulando los conocimientos de generaciones en uno mismo, ir aprendiendo el oficio de los viejos lauderos que han logrado que Paracho sea casi una marca, y la gente exclame que si la guitarra es de Paracho, seguramente es buena.

La tradición de hacer guitarras en Paracho se remonta al siglo XVI cuando Don Vasco de Quiroga, el primer obispo de la diócesis de Michoacán, decidió enseñar el oficio a los indígenas purépechas.

Las maderas con las que se fabrican las guitarras son de especial importancia, ya que de ellas dependerá el que la guitarra se pueda afinar correctamente, y también la resonancia y el timbre del instrumento.

Partes

La principal madera que se utiliza para la elaboración de las tapas de las guitarras, es el pinabete, para el costado y el fondo se utilizan maderas preciosas como el cedro o el paloescrito, el diapasón puede ser de ébano, granadillo o encino. Hay dos tipos de guitarras en Paracho la “fina” y la “económica”, el precio de las económicas empieza en los 800 pesos y las finas pueden llegar hasta 40mil o más, dependiendo de las maderas que se utilicen en su elaboración.

Artistas que compran sus guitarras en Paracho

Como era de esperarse, la fama de las guitarras de Paracho ha trascendido las fronteras de México, y aunque tenemos excelentes exponentes de lo que se puede lograr con una guitarra como los tríos, también hay artistas foráneos que vienen a nuestro país en busca del mejor instrumento para su arte, entre ellos:

  1. Los Panchos
  2. Jenny and the mexicats
  3. Chamín Correa y Los Tres Caballeros
  4. Gilberto Puente y los Tres Reyes
  5. Los Tres Ases
  6. Víctor Yturbe “El Pirulí”
  7. Lucho Gatica
  8. José Angel Espinoza “Ferrusquilla”
  9. José Feliciano
  10. Sergio Méndes
  11. Antonio Bribiesca,
  12. Vicente Amigo
  13. Beau Bledsoe

Puedo decir, sin temor a equivocarme que cada luthier o laudero pone un poco de su alma y corazón en estos trozos de madera que unidos con maestría y precisión dan vida a estos instrumentos de cuerda que lo mismo animan una fiesta en casa que un concierto de música clásica.

 

XatakaMx

Comments

comments