La Fórmula 1 cambia las chicas por los niños

A la polémica decisión de prescindir de las azafatas de la parrilla, los ejecutivos de Liberty Media, propietarios del Mundial de Fórmula 1, le añadieron este lunes otro punto de controversia al anunciar que las conocidas popularmente como paragüeras serán reemplazadas por niños. El impulso que mueve esta iniciativa, que llegará de la mano de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), es el deseo de tratar de acercar al público más joven a un campeonato cuyo ADN siempre ha sido más cercano al del aficionado adulto.

Los niños que formarán al inicio de cada gran premio al lado de sus ídolos serán elegidos por sorteo y otros parámetros por los clubes automovilísticos locales, y en la mayoría de los casos se tratará de corredores de karting y otras fórmulas de promoción.

“El momento de la parrilla será excepcional para estos jóvenes. Imagínense poder estar al lado de sus héroes, viendo cómo se preparan para carrera en la élite de la élite”, explicaba Sean Bratches, director ejecutivo de la F-1, en el comunicado en el que se dio a conocer esta acción, bautizada como Grid Kids (los niños de la parrilla). “Será una experiencia inolvidable tanto para ellos como para sus familias. Una inspiración y un impulso para que sigan entrenándose y aprendiendo y así, en el futuro, sean ellos los que se suban a los coches”, añadía Bratches, que como no podía ser otra manera recibió el apoyo incondicional de la FIA y por boca de Jean Todt, su presidente.

“La F-1 es la cima del motor, y el sueño de cualquier piloto joven que compite en las categorías inferiores es dar el salto al punto más alto de la pirámide de las carreras de monoplazas que están bajo el paraguas de la FIA”, convenía el francés.

 

 

 

EL PAÍS/DEPORTES

nlx

Comments

comments