La familia real no defendió a Meghan de los medios porque no estaban mintiendo

Compartir en:

Una de las primeras notas que dejaron mal parada a Meghan fue la de la renuncia de Melissa Toubati, quien se desempeñaba como su asistente personal. “Había soportado mucho antes de renunciar. Su trabajo estaba altamente presionado y al final se volvió demasiado. Ella aguantó bastante”, dijo una fuente al Daily Mirror sobre la renuncia ocurrida seis meses después de la boda real, celebrada el 19 de mayo de 2018.

La defensa de Meghar argumentó que “Meghan se convirtió en el tema de una gran cantidad de artículos falsos y perjudiciales”.

Como consecuencia, la ex actriz presentó un cuadro de angustia emocional y daños a su salud mental, de acuerdo con sus abogados. En los documentos presentados también se asegura que “sus amigos nunca la habían visto en ese estado antes, estaban justamente preocupados por su bienestar, específicamente porque estaba embarazada, desprotegida por la institución y le prohibía defenderse”.

Ante esta situación, según el Daily Mail, existe la posibilidad de que se llame a personal de la Casa real para presentar pruebas en el Tribunal Superior, lo que podría dejar al descubierto el funcionamiento interno en el palacio de Kensington.

Compartir en:
error: Content is protected !!