La casona de Agustín de Iturbide

Las nuevas generaciones tal vez no sepan que la conocida tienda departamental que está ubicada en el Centro Histórico a un costado del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, fue la casona donde vivió Agustín de Iturbide, primer emperador de México.

La casona que está ubicada en la calle Altamirano y la avenida Revolución, al otro lado del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en el Centro Histórico, aún se desconoce con exactitud la fecha exacta en que comenzó a construirse la casa, pero según los datos su construcción fue iniciada a finales del siglo XVIII por José María Esquivel, pero ahí vivió Agustín de Iturbide, después de ser llamado emperador y coronado como Agustín I.

Ya al residir en Irapuato, nacieron sus hijos, Salvador y Josefa, que más adelante fueron adoptados por Maximiliano y Carlota, futuros emperadores de México; posteriormente la casona tuvo diferentes dueños, entre ellos las Hermanas Rivera, Eugenio Albo y actualmente es propiedad de una conocida tienda departamental.

En los años sesenta iniciaron obras de urbanización en la ciudad, por lo que la avenida Revolución fue sometida a diferentes cambios que ocasionaron pérdida de la fachada original de la casa.

La casona fue construida finales del siglo XVIII, tiene un estilo neoclásico, muy bien conservado, en su arquitectura tiene marcos y cornisas que le dan un aspecto elegante y propio de la época, tiene figuras de herrería que adornan sus ventanas y aún conserva sus balcones, el edificio tiene dos puertas grandes, donde posiblemente la más grande, por la calle Altamirano antes llamada Chancla de Vieyra, era donde entraban las caballerizas de Iturbide.

ElSolDeMexico

 

Comments

comments