Julión: no sabía que El Tío era un narco; en suspenso, carrera de Rafa Márquez

El cantante grupero Julión Álvarez aceptó que sí conoce a Raúl Flores Hernández El Tío, ya aprehendido por delitos contra la salud, pero aseguró que no sabía de sus nexos con el crimen organizado.

El miércoles, el gobierno de Estados Unidos acusó al artista y al futbolista Rafael Márquez de estar ligados a la organización de El Tío como prestanombres para lavar dinero.

Ayer, en conferencia de prensa, el llamado Rey de la Taquilla afirmó que conoció a Flores Hernández en Guadalajara cuando estaba en La Camelia, “que fue uno de los primeros lugares que pisé en mi carrera y conocí al señor como empresario”. Negó que él directamente lo haya contratado.

También dijo que no cancelará sus presentaciones en México y que espera poder trabajar en EU. Sin embargo, reconoció no saber qué pasará con las regalías que generen sus canciones en ese país.

El club Atlas y la Federación Mexicana de Futbol anunciaron que Márquez no jugará hasta que arregle su situación legal.

Julión admite conocer a Raúl Flores

Dice que tuvo relación con el capo cuando trabajó en el centro nocturno La Camelia, en Guadalajara, Jalisco, pero “desapareció después”; niega haber sido contratado por narcos.

Julión Álvarez sí conoce al presunto narcotraficante Raúl Flores Hernández, pero no estaba enterado de sus nexos con el crimen organizado.

“Sí lo conozco, pero no sabía (de sus negocios). Lo conocí en Guadalajara, Jalisco, cuando estaba en el centro nocturno La Camelia, que fue uno de los primeros lugares que pisé en mi carrera y conocí al señor como empresario, pero ya desapareció desde hace seis, siete años. Ahí lo conocí como administrador.

“Directamente no (me contrató). Gracias a Dios no tengo la necesidad de estar involucrado en estos problemas, las contrataciones siempre fueron para La Camelia y por medio de otras personas. Jamás tuve su celular como para decir ‘¡Qué hubo compa! ¿Cómo va todo?’ No, nada de eso”, aseguró ayer en conferencia de prensa desde un salón del hotel Camino Real, al sur de la capital.

Durante su declaración, El Rey de la Taquilla, como le apodan, jamás titubeó, ni se notó tan nervioso. Estuvo sentado contestando durante 30 minutos todas las preguntas que le llovían al interior de un caluroso salón, que incluso puso a sudar al cantante en dos ocasiones.

Pero un pañuelo fue suficiente para secarse la humedad y una botella de agua para seguir con su declaración.

Julión se escudó detrás de las declaraciones que El Tío, sobrenombre del supuesto criminal, dio para deslindar de cualquier actividad criminal al cantante chiapaneco y al futbolista mexicano Rafael Márquez.

Excelsior

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña