Juez admite pruebas para posible juicio contra Martinelli

PANAMÁ (AP) — Un juez de garantías panameño defendió el lunes la competencia de la Corte Suprema de seguir con el proceso contra el expresidente Ricardo Martinelli por espionaje político y admitió un caudal de pruebas de la fiscalía que serían utilizadas para un posible juicio oral contra el exgobernante.

El magistrado Gerónimo Mejía suspendió la audiencia la tarde del lunes y anunció que será retomada el miércoles para continuar con la descripción de las pruebas presentadas por los acusadores.

Entre las pruebas aceptadas por el juez figura lo dicho por un testigo protegido que es objetado por la defensa de Martinelli, además de otros testimonios de personas y pruebas periciales.

A Martinelli, de 66 años, se le acusa de haber ordenado presuntamente la interceptación de comunicaciones de al menos 150 personas y gastado millones de dólares en equipos de espionaje en los últimos años de su administración, que corrió de 2009 a 2014.

El magnate de los supermercados fue extraditado de Estados Unidos en junio para que enfrentase a la justicia panameña y encararía una condena de 21 años de prisión en el caso de que fuera encontrado culpable.

Como ha sido usual cada vez que ingresa a las audiencias, el lunes Martinelli alzó las manos esposadas y sostenía un libro para declarar ante los medios su inocencia y argumentar que Mejía no es competente para juzgarlo. Esto refiere a un argumento de la defensa de que el máximo tribunal perdió su competencia en el momento en que Martinelli renunció a ser diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen), un cargo que asumió tras culminar su presidencia, y que debería ser procesado por la justicia ordinaria.

Uno de los argumentos de Mejía es que el proceso de Martinelli arrancó cuando él ostentaba todavía la curul del Parlacen. En Panamá, los disputados son enjuiciados por la Corte Suprema.

La etapa de recepción y discusión de pruebas culminó a fines de octubre, luego de lo cual Mejía se comprometió a hacer un análisis sosegado y a tomar una decisión que, según dijo, vaya en el “mejor interés de la justicia.

A la salida de un receso, Martinelli insistió también que se trata de un juicio con motivaciones políticas y volvió a acusar al presidente Juan Carlos Varela de inmiscuirse en asuntos judiciales, algo que el actual mandatario rechaza.

“Varela ha dicho que bajo su cadáver yo salgo libre de aquí.  A Varela no le importa acabar con la justicia en este país”, dijo el exgobernante.

Mejía dijo temprano al inicio de la audiencia en la sede de la Corte Suprema que la admisión de las pruebas para una potencial nueva fase del proceso es “una decisión un poco larga” y pidió paciencia.

Debate

Comments

comments