Interrogan autoridades a novia del atacante de Las Vegas

Las Vegas, Estados Unidos.- La novia del pistolero de Las Vegas, Marilou Danley de 62 años, ya está de regreso en Estados Unidos después de un viaje de varias semanas al extranjero.

Esta mujer estará en el centro de la investigación por la muerte de 59 personas, mientras las autoridades intentan determinar por qué un hombre sin antecedentes conocidos de violencia abrió fuego contra la multitud que asistía a un concierto desde la planta 32 de un hotel.

Danley, quien estaba en Filipinas cuando ocurrió la masacre, fue recibida por agentes del FBI a su llegada al aeropuerto de Los Ángeles el martes en la noche, según un funcionario policial que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a dar información sobre el caso.

“Esperamos obtener alguna información de ella pronto”, afirmó el jefe de la policía de Las Vegas, Joseph Lombardo, quien calificó a Danley de “persona de interés” en el ataque.

Apuntó que él está “absolutamente” convencido de que las autoridades encontrarán qué fue lo que motivó a Stephen Paddock, un contador retirado de 64 años al que le gustaba apostar grandes cantidades de dinero y que se suicidó antes de que la policía llegara a la habituación desde la que perpetró la matanza.

Danley llegó a Filipinas el 15 de septiembre, según los documentos de inmigración del país asiático. Se marchó el 22 de septiembre y regresó tres días más tarde en un vuelo procedente de Hong Kong. Viajaba con pasaporte australiano.

Según un funcionario filipino, Paddock viajó por lo menos dos veces a Filipinas, donde nació su novia.

Añadió que Paddock visitó Filipinas en 2013 y 2014, alrededor de su cumpleaños, y que permaneció entre cinco y seis días en ambas ocasiones.

Paddock transfirió 100 mil dólares a una cuenta en Filipinas días antes del tiroteo.

Los investigadores siguen intentando rastrear ese dinero y revisan también al menos una decena de reportes financieros de las últimas semanas, que apuntan a que Paddock apostó más de 10 mil dólares al día.

Sobre los motivos de Paddock, Jim Clemente, un criminólogo del FBI retirado, especuló con que fue algún tipo de suceso importante en su vida:

“Una gran pérdida, una ruptura o tal vez se enteró de que padecía una enfermedad incurable”.

Podría ser necesario realizar una “autopsia psicológica” para intentar establecer sus motivos, explicó Clemente.

Si el suicidio no destrozó el cerebro de Paddock, los expertos podrían encontrar un desorden neurológico o una malformación, añadió.

Paddock no tenía antecedentes penales y los registros públicos no mostraron signos de problemas financieros.

Excélsior

Comments

comments