Inseguridad afecta al crecimiento económico

El entorno de inseguridad pública y de falta de plena vigencia del estado de derecho ha dificultado lograr que la fortaleza de los fundamentos macroeconómicos se refleje en mayores niveles de productividad, advierte la Encuesta Mensual de Actividad Económica Regional que levanta el Banco de México entre empresas del sector manufacturero y no manufacturero.

Agrega que si bien, las reformas estructurales que están siendo implementadas, en conjunto con una política económica encaminada a mantener un entorno de solidez macroeconómica, han permitido que las economías regionales hayan mostrado resiliencia ante los choques adversos que han enfrentado. No obstante, un entorno de inseguridad pública ha evitado que haya mejores cifras económicas.

Las reformas, explica, buscan elevar los niveles de productividad, lo cual es un factor fundamental para lograr un crecimiento sostenible y, por lo tanto, de incrementar las remuneraciones laborales y el bienestar de la población en las distintas regiones del país.

De acuerdo con las cifras del INEGI, durante el tercer trimestre de 2017, la actividad económica en México registró una contracción. Este comportamiento refleja el hecho de que a la desaceleración que ya venían presentando algunos componentes de la demanda agregada, se añadieron los efectos adversos, aunque temporales, ocasionados por los sismos y por la importante reducción de la producción petrolera en septiembre.

De acuerdo con este informe, los directivos empresariales entrevistados en todas las regiones del país esperan que la demanda por sus bienes y servicios presente una expansión durante los siguientes 12 meses.

Anticipan que haya un aumento del personal contratado y del acervo de capital físico. Expusieron que los principales riesgos al alza y a la baja para el crecimiento económico regional son: a la baja, que se presente un deterioro en la seguridad pública y que haya incertidumbre asociada con el proceso electoral de este año que inhiba el gasto privado en inversión y que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no sea favorable para México, o que incluso resulte en la salida de Estados Unidos.

En contraste, entre los riesgos al alza son: que el flujo de inversión, tanto nacional como extranjera sea mayor al esperado y que la renegociación del TLCAN resulte favorable para el sector productivo mexicano.

DiarioDeXalapa

Comments

comments