Iluminan Álamo

Álamo, Ver.- Encendidas desde las primeras horas del anochecer, miles de velitas iluminan las calles de la capital de la naranja, en el marco de la tradición del Día del Niño Perdido.
En este evento participan niños y adultos, en un entusiasta ambiente de convivencia familiar, en el que todos buscan encender la mayor cantidad de velitas de cera o de parafina.

Las velitas son colocadas en bardas, cercas, guarniciones, banquetas o en cualquier sitio público o al aire libre, para coadyuvar en la búsqueda del Niño Jesús.

Comments

comments