Hallan en Mongolia los esqueletos de dos guerreras que pudieron haber inspirado la leyenda de Mulan

Compartir en:

Un equipo de arqueólogos encontró en Mongolia los restos de dos mujeres guerreras de 1.500 años de antigüedad que creen que pudieron haber inspirado ‘La balada de Mulan’, informa Live Science.

Los esqueletos encontrados pertenecían a dos mujeres, una de más de 50 años y otra de unos 20, que vivieron durante el periodo Xianbei. La excavación fue realizada en un cementerio del sitio arqueológico Airagiin Gozgor, en la provincia de Orkhon, al norte de Mongolia. Aunque los restos no revelan nombre alguno, estos se remontan al siglo IV o V, el mismo período en el que surgió la leyenda de Mulan, que fue adoptada por Disney en 1998.

Los investigadores consideran que las dos mujeres eran de complexión atlética y practicaban el tiro con arco y la equitación. «Pudo haber sido que se necesitaban mujeres para defender el hogar y el país junto a los hombres», señalan los autores del estudio, Christine Lee y Yahaira González, bioarqueólogos de la Universidad Estatal de California.

Los científicos explican que muchos historiadores ya atribuían la figura de Mulan al periodo Xianbei, una época de fragmentación política y disturbios. «Mi investigación solo refuerza lo que han estado descubriendo», afirma Lee.

Según la leyenda, Mulan se unió al ejército para que su padre no tuviera que hacerlo, en un momento en que la región estaba plagada de conflictos en aquella época, señalan los investigadores. Los autores chinos fueron los primeros en poner por escrito el poema narrativo, por lo que popularmente se la ve como una historia china, aunque la protagonista es descrita como una líder militar de Mongolia.

‘Algo de igualdad de género’

Lee y sus colegas analizaron restos humanos antiguos en 29 entierros de élite en busca de signos de equitación prolongada, tiro con arco y traumas. Encontraron 16 esqueletos de hombres, 10 de mujeres y 3 aún por especificar y descubrieron que los restos de las dos mujeres guerreras tenían signos equitación y arco, pero ninguna de ellas presentaba signos de trauma por batalla, probablemente debido a que las personas de élite no participaban directamente en los combates.

El hecho de que mujeres practicaran actividades que eran habituales entre los hombres puede significar que existía «algo de igualdad de género» en la época, sugiere Lee. Cualquier forma de igualdad de género resulta de gran importancia para ese período en Asia, ya que «en la vecina China en ese momento, las mujeres estaban recluidas», agrega.

En la mayor parte de Asia, «la mujer ideal era vista como indefensa y dócil», mientras que en Mongolia no era así, aseguran los investigadores. Las mujeres de Mongolia disfrutaban de libertades que no se encuentran en ciertas culturas contemporáneas: los mongoles tenían reinas que dirigían ejércitos, y las mujeres podían heredar propiedades y decidir con quién querían casarse, concluyen los autores.

ANTROPHISTORIA

error: Content is protected !!