Gastó Fiscalía a manos llenas

Compartir en:

Por Arturo Arellano Camarillo

Un presunto daño patrimonial por 10 millones 729 mil 120 pesos con 70 centavos detectó el Órgano Superior de Fiscalización (ORFIS) en la cuenta pública correspondiente al ejercicio 2018 de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Lo anterior al publicar el informe de la fiscalización a los entes públicos, y en donde el ORFIS detectó no solo irregularidades en la obra pública ejecutada por la fiscalía, sino además en la contratación de bienes y servicios con sobreprecios y en el pago a servidores públicos, sin certeza de la identidad de estos.

Cabe destacar que en el análisis de la cuenta 2018, el Orfis detectó 15 observaciones de carácter financiero del orden estatal, 4 del orden federal, además de 13 observaciones técnicas a la ejecución de proyectos.

Entre las observaciones del Órgano, resalta la número FP-010/2018/003, en la cual se detectó que por medio de dos cuentas de Banorte, la Fiscalía General pagó sueldos y salarios por 89 mil y por un millón 324 mil 286 pesos a empleados “fantasma”, es decir, “no es posible identificar al beneficiario de estas transferencias y/o retiros”, versa el informe del Orfis.

Además, de esta información, se identificaron claves del Registro Federal de Contribuyentes (RFC) sin el alfanumérico aceptado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Entre otra de las irregularidades detectadas por el Orfis destaca la renta de edificios e inmuebles correspondientes a la partida 5-1-3-2-3220-0001; de las cuales, la Fiscalía, a través de su Unidad Administrativa, no presentó evidencia del dictamen de suficiencia presupuestal.

De igual manera, la Fiscalía realizó adquisiciones de material para laboratorio, sin presentar de por medio evidencia de su justificación.

SOBREPRECIOS EN LUJOS

Durante la gestión de Jorge Winckler Ortiz como Fiscal General sobresalió el arrendamiento de artículos prácticamente de lujos y exclusivos, incluso, sin la formalidad de un contrato de por medio.

Es el caso del arrendamiento de una camioneta blindada a la empresa “ArmoRing” por un lapso de diez meses y seis días.

Por este servicio la Fiscalía General erogó 1 millón 877 mil 315.00 pesos, sin embargo, el pago de la renta reporta un sobreprecio de 13 mil 926 pesos por día del vehículo, equivalente a 501 mil 371 pesos por el tiempo en que duró el contrato.

Otro rubro con sobreprecios detectados es el relativo a la compra de papelería para uso de la Fiscalía, por medio de la denominada “Wenden S. A. de C. V” y en donde se pagaron 5 millones 300 mil pesos en artículos de oficina.

Sin embargo, el ente fiscalizador se detectó que los precios unitarios de algunas partidas adjudicadas, rebasan los precios ofertados por otros proveedores por un monto de 2 millones 212 mil 458.55, que representa aproximadamente un 47.16% por encima de su precio de mercado.

De esta manera, la Fiscalía compró notitas adhesivas a un costo de 80 por ciento por encima de su valor en tiendas y opalinas blancas, tamaño carta, con un costo de 42.9 por ciento por arriba de su valor en cualquier papelería.

error: Content is protected !!