Fue un carnaval de robos

El carnaval de Tamiahua, edición 2018, pasó a la historia por ser el más violento y por el número de vehículos robados durante las noches de paseos. La seguridad fue un fiasco y los ciudadanos resultaron afectados en su patrimonio.

En redes sociales, existen avisos donde las personas piden ayuda para localizar sus camionetas robadas. También hay reportes de cristalazos, robos de neumáticos, estéreos, espejos y accesorios automotrices. Desafortunadamente en Tamiahua no hay fiscalía, por lo que no hay denuncias.

El primer caso se registró la madrugada del lunes, luego de que un grupo de jóvenes acudieran al cierre del carnaval, dejando estacionada, en una calle transitada e iluminada, una camioneta cabina y media, modelo reciente marca Nissan tipo Pick-up de la línea Frontier, con placas de circulación XX-47-723 color verde olivo.

Luego del paseo, los dueños de la unidad regresaron a donde la habían estacionado no encontrando ni rastros de la camioneta, para de forma rápida buscarla en calles adyacentes y dar a conocer lo sucedido a los policías.

Pero al enterarse sobre la ola de robos que han sucedido en los últimos días y que desafortunadamente no se ha resuelto ninguno, decidieron poner manos a la obra para buscarla por sus propios medios.

De igual manera, pero esta vez en la zona norte de la villa, pasadas las 9:00 de la noche, los amantes de lo ajeno se llevaron una camioneta Nissan color roja doble cabina, con placas de circulación XU-07-045, estacionada frente al domicilio de su propietario, Carlos Alberto Lira.

Otra unidad reportada como robada fue una Nissan Estaquitas color blanco modelo 2002, que fue robada en la calle Miguel Hidalgo y posteriormente se recuperó.

Comments

comments