Feminicidio, fantasma real

Puebla, Pue.- Sin duda los gobiernos de todos los niveles quisieran que no existiera la palabra feminicidio. Un fenómeno social que deambula como un aterrador fantasma, sin embargo, es totalmente real.

Muy por encima de que en el territorio mexicano ya existen formalmente declaradas o activadas 7 Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres, todo parece indicar que cada esfuerzo que realizan las autoridades es insuficiente, no arrojan resultados.

A nivel nacional las autoridades tienen los ojos puestos en entidades como Chiapas, Jalisco, Oaxaca, Nuevo León, Estado de México, Guerrero, Ciudad de México, Chihuahua, Sinaloa y sobre todo Puebla.

En cada una, el grito de dolor e impotencia es el mismo: “Ni una más, ni una más”, por ser muy elevada la incidencia de feminicidios.

No obstante, de no ser por la presión que ejercen todos los organismos defensores de las mujeres, que por fortuna cada vez son más, no se habría logrado avanzar en cuanto a la activación de Alertas de Género.

Tomando en cuenta datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre el 2000 y el 2015 a nivel nacional se cometieron 28 mil 710 asesinatos violentos contra mujeres; 5 diarios, un aterrador panorama, pues en el 2000 fueron mil 284 casos contra 2 mil 383 en el 2015.

Actualmente en varios estados del país ya ha sido activada la Alerta de Género por parte de la Secretaría de Gobernación, entre ellos el Estado de México, Nuevo León, Chiapas, Morelos, Sinaloa, Michoacán y Veracruz.

A la lista se suma Jalisco que a nivel nacional figura como la única entidad donde fue el gobernador del estado quien exigió que se decretara la Alerta de Género, lo cual habla de que hay deseos de hacer algo por las mujeres de su entidad, además de que no es un favor, es una obligación constitucional.

Con su activación la Secretaría de Gobierno tiene, entonces, una clara responsabilidad de fomentar, crear y fortalecer todo tipo de política pública con el objetivo de perseguir, castigar y erradicar los delitos que atenten contra las mujeres pero, no solo de estos ocho estados, sino de todo el país.

MARA FERNANDA, EL CASO #83

La muerte de Mara Fernanda Castilla Miranda, de 19 años y estudiante del tercer semestre de la carrera de Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), ocurrida en esa ciudad, representa el caso de feminicidio número 83 en Puebla durante este año.

Un caso más que asestó otro golpe al sentir de la sociedad, al dolor de otra familia, de una madre más, pero también vino a reforzar la exigencia ante los gobiernos, de que deben ya hacer algo contundente para frenar esta ola de crímenes.

En recientes declaraciones a los medios de comunicación, el fiscal general del Estado, Víctor Carrancá Bourget, declaraba que la Fiscalía solamente tiene el registro de 58 casos en Puebla, mismos que están bajo investigación con los protocolos de feminicidio.

Sobre el mismo tema, también se escucharon las declaraciones de Emilio Baños Ardavín, rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, donde estudiaba Mara Fernanda, y demandó el reforzamiento de los cuerpos de seguridad en el estado, con más elementos con mejor capacitación y herramientas necesarias.

Destacó la urgencia de que se active la Alerta de Género en Puebla, pues la colocaría como “foco rojo” para que los gobiernos le presten más atención.

El caso de Mara atrajo el interés de las redes sociales y una gran cantidad de organismos defensores de las mujeres, con el mismo sentir, la misma exigencia “Justicia” y “Ni una más”.

En Puebla son muchos los feminicidios por esclarecer y tal es el caso de Mariana Fuentes, estudiante de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, asesinada de un balazo en la cabeza el sábado 30 de septiembre; Apolonia, asesinada a puñaladas en Tehuacán; en Zacatlán, la mujer policía que estaba embarazada y fue hallada muerta el 9 de septiembre en el tramo Tlaxco-Tejocotal.

También el caso de Verónica, estudiante de la UMAD hallada muerta por estrangulamiento en Amozoc, así como Cristina, presuntamente asesinada por Andrés “N”, en Zacapala, y muchos más.

ALERTA DE GÉNERO, CLAMOR GENERAL

Fueron las redes sociales donde miles y miles de usuarios casi sin pensarlo formaron una cadena de solidaridad con familiares de Mara y de todas las demás mujeres que han sido asesinadas a lo largo de este año.

Piden que el gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, declare la Alerta de Género en los 217 municipios de la entidad luego del alto índice de feminicidios.

En poco menos de 15 días el gobernador José Antonio Gali hizo varias declaraciones ante los medios de comunicación donde precisó primero, que su administración está abierta a la activación de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), y que la obligación de las autoridades es informar y esclarecer este y cualquier otro delito, “porque Puebla es un estado transparente”.

En otras recientes declaraciones, el mandatario estatal detalló que su gobierno se compromete a redoblar esfuerzos para combatir la impunidad y condenó la violencia contra las mujeres.

Dijo que es necesario eliminar la cultura machista y rechazar la discriminación contra las féminas; frenar el acoso y violencia en el ámbito familiar, escolar laboral y social.

Sin embargo, el tema de la Alerta de Género en Puebla sigue siendo un punto en espera, aún no se ha declarado su activación.

Por ROBERTO AGUILAR TOLENTINO

Comments

comments