Familiares de veracruzanos masacrados en Guerrero no tienen para pagar funeraria

Compartir en:

El fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez, confirmó que cinco de los siete cuerpos desmembrados localizados el pasado 30 de enero en Chilapa de Álvarez, Guerrero, corresponden a los comerciantes y artesanos de Veracruz reportados como desaparecidos desde el pasado 25 de enero. Los cuerpos fueron entregados a sus familiares.

En una conferencia de prensa, a la que sólo fueron convocados algunos medios de comunicación, Olea Peláez dijo que los veracruzanos fueron identificados por sus familiares, que arribaron el viernes a las 7:00 de la mañana a las oficinas de la dependencia a su cargo, en Chilpancingo.

Aseveró que los cinco comerciantes fueron ejecutados en la zona de Chilapa por integrantes de un grupo delictivo, los Ardillos, y que sus cuerpos corresponden a los de los descuartizados, entre los que el pasado miércoles también se encontró a una mujer y su marido, identificados la mañana del jueves.

Sobre el caso de los artesanos, precisó que él mismo atendió a los dolientes, que no hablan español, sólo náhuatl, y que fueron al Servicio Médico Forense (Semefo), donde reconocieron los cuerpos desmembrados.

“Todos tienen conocimiento de los artesanos veracruzanos en Chilapa, ahí les quiero decir que de las investigaciones se desprende que fueron ejecutados por el grupo de los Ardillos, lamentablemente en toda esta zona existen, como sabemos, dos grupos, los Ardillos y los Rojos y aquí está relacionado, acorde a nuestras investigaciones y con una certeza de un 99% a que todos estos homicidios provienen de la existencia de una carpintería y de una vivienda que tiene conexión con la carpintería. ¿Qué pasa ahí?, seguramente es una guarida de contrarios a los Ardillos.

“Como ustedes tienen conocimiento, lamentablemente los cuerpos están desmembrados, nosotros de las pruebas periciales previas sabíamos que se trataba de indígenas, pero era muy difícil antropológicamente y nos íbamos a tardar mucho en ir reconstruyendo cada uno de los cuerpos”.

Señaló que estas personas agradecieron mucho al Gobierno del Estado de Guerrero y principalmente al gobernador todas las atenciones que se les han dado y las facilidades para la identificación y traslado de los cuerpos a su lugar de origen.

Dijo que la Fiscalía les dio alimentos, un lugar para descansar, para que tomaran un baño y que además estaban pendientes de ellos hasta que salieran del estado, e indicó que serían escoltados hasta los límites con el estado de Morelos para de ahí en adelante seguir su ruta a Veracruz.

Comentó que las autoridades conocen la problemática que se presenta en Chilapa y Tixtla, sin embargo, mencionó que lamentablemente en la Fiscalía “no tenemos el personal suficiente” para atender la situación, “el problema existente entre ambos grupos que se ha tornado muy violento y pareciera ser que son unos psicópatas”, mencionó.

A través de la cuenta oficial de twitter se difundió que la Fiscalía General del Estado entregó los cinco cuerpos a sus familiares para trasladarlos a su lugar de origen.

“@FGEGuerrero informa que a las 16:30 hrs fueron entregados los 5 cuerpos de los comerciantes veracruzanos a sus respectivos familiares para el traslado a su lugar de origen”

De acuerdo con información oficial, los cuerpos están preparados en una funeraria y de ahí saldrán hacia el estado de Veracruz.

ENTREGAN CUERPOS A FAMILIARES

Cinco de los siete cuerpos desmembrados hallados en bolsas de plástico en la colonia Magisterial de Chilapa de Álvarez, Guerrero, corresponden a los comerciantes de las congregación de Coxolitla de Arriba, municipio de Acultzingo, reportados desaparecidos desde el pasado 25 de enero.

Familiares de las víctimas confirmaron que los cadáveres que les mostraron en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo corresponden a Daniel “N”, de 34 años de edad, y Gonzalo de 18 —hermanos—, Roberto “N”, de 24; Aurelio “N”, de 37; y Abel “N”, de 35.

Ayer por la tarde les entregaron los restos humanos gracias a intervención del alcalde René Medel Carrera y de funcionarios de la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas de ambas entidades.

Además enfrentan un problema económico, ya que una funeraria de la capital del estado de Guerrero les cobra 39 mil pesos por el traslado de los cuerpos.

Los hoy finados salieron el pasado 24 de enero de la localidad de Coxolitla de Arriba, municipio de Acultzingo.

Se trasladaron al estado de Guerrero para vender su mercancía (muebles de madera), a bordo de una camioneta de tres toneladas y media, marca Ford, modelo 1986, color azul claro con una franja azul marino.

El 25 de enero, los comerciantes y artesanos se comunicaron con sus consanguíneos vía telefónica, para informarles que estaban en el municipio de Chilapa, a partir de ese momento perdieron contacto con ellos.

El miércoles a las 10:00 horas, sobre la carretera a Texcan, por el rumbo de la colonia Magisterial, cerca del río Ajolotero, en Chilapa, Guerrero, fueron halladas bolsas de plástico color negro con restos humanos. A un par de kilómetros fue encontrada la camioneta abandonada.

Se trataba de siete cuerpos desmembrados, de los cuales cinco pertenecen a los artesanos de Acultzingo, los otros dos son de un hombre y una mujer, identificada como Dolores “N”, privados de su libertad por sujetos armados junto con su hija de 18 años, de quien hasta el momento se desconoce su paradero.

De acuerdo con las autoridades de aquella entidad, los artesanos fueron confundidos debido a la guerra que enfrentan los grupos armados conocidos como “Los Ardillos” y “Los Rojos”.

DiarioDeXalapa

Compartir en:
error: Content is protected !!