Expresan indignación ante el fallecimiento del seminarista

Guadalajara, Jal.- El pasado viernes ocurrió un trágico accidente en el que Juan Carlos Huizar Pinedo, un seminarista de Guadalajara, perdió la vida tras haber salido a correr como lo hacía habitualmente en sus vacaciones.

Juan Carlos salió a hacer deporte en la ruta de Temastlán, su pueblo natal, a Totatiche y en su andar fue atropellado, el conductor huyó. Posteriormente, fue encontrado por alguien más y le fueron prestados los primeros auxilios pero los esfuerzos fueron en vano.

Su partida llena de dolor a sus familiares y seres queridos en los que el joven siempre sembró amor con su simpatía y su fe.

Por medio de las redes sociales su hermano, Octavio, dio a conocer la tragedia. Su mensaje inicia con gran frustración: “Un i%$#$%# creyó que sentir la adrenalina al volante era más importante que la vida de mi hermano”.

Después dedica unas bellas palabras para Juan Carlos.

 

EL DEBATE.

Comments

comments