Expolicías se manifestaron para exigir los pagos que les quedaron a deber desde el año 2015

Compartir en:

Por enésima ocasión, expolicías municipales que pertenecían a la extinta Policía Intermunicipal Poza Rica-Tihuatlán-Coatzintla (PIPTC) se manifestaron para solicitar al gobierno del estado su intervención por el despido injustificado que sufrieron hace ya casi cinco años.

Al respecto Adder Óscar Juárez Téllez, representante legal de los más de 400 despedidos, indicó que en su momento Alejandro Contreras Uscanga, quien era jefe de la unidad administrativa de la SSP-VER, en tiempos del ahora presidiario Javier Duarte de Ochoa, les robaron su identidad y sus firmas para signar un supuesto acuerdo entre ellos.

Asimismo, acusaron a Eleazar Gutiérrez Pérez, quien trabajaba en la coordinación de Recursos Humanos en dicha administración de violentar sus derechos laborales, entonces desde el 15 de julio del 2015 quedaron despedidos y fue el 20 de julio que salieron los cheques a sus nombres con diferentes pagos, pero ellos jamás cobraron un peso.

Entre otros señalados destacan Arturo Bermúdez Zurita, además los exempleados dijeron que en un lapso de 20 días esperan respuesta a sus demandas, en donde por fin se pueda ver la justicia social de parte de las autoridades estatales, y con ello resolver sus necesidades.

Lamentó que, tras esos hechos cobardes y ruines llevados a cabo por funcionarios del otrora gobierno estatal de Javier Duarte de Ochoa, les hayan perjudicado en demasía, “además 15 compañeros han muerto, pero les sobreviven familiares quienes reclaman los pagos que les quedaron a deber, así como otras prestaciones laborales.

Por Ángel Scagno Castillo

Fotos Kattia Vera

error: Content is protected !!