Estudiantes, los más afectados

Compartir en:

Álamo, Ver.- Habitantes de localidades afectadas por el cierre del paso vehícular debido a las obras en el Puente Doña Pola, exigieron el martes por la mañana un acceso peatonal, para que los taxis hagan relevo a ambos extremos y la gente pueda cruzar caminando.

De esta manera, decenas de lugareños de comunidades como La Providencia, La Concepción (El Cinco), Aquiles Serdán y otras, se congregaron en aquella zona para proponer a la constructora esa posibilidad, pero se encontraron con que la dueña del predio aledaño no permite la construcción de dicho paso para las personas.

Luego de largos minuto de plantón los manifestantes consiguieron su objetivo, y varias personas lograron cruzar y transbordar de taxi, pero por más tarde, debido a la renuencia de la propietaria del terreno el paso volvió a quedar cerrado.

El cierre de la carretera estatal Álamo-Castillo de Teayo permanece cerrado desde la mañana del lunes debido a que se ejecutan trabajos de reparación integral al puente, el cual fue socavado por el desbordamiento del arroyo en octubre del año pasado.

La obra se realiza con recursos federales del FONDEN y podrían durar toda la semana, según personal de la compañía encargada.

Mientras tanto, automovilistas y toda aquella persona que desea cruzar hacia uno u otro lado debe desviar su ruta a la altura de la localidad Rancho Alegre y rodear por la localidad Emiliano Zapata para llegar a su destino.

Los afectados piden la intervención de las autoridades municipales, pues el cierre de la vía afecta a estudiantes y población en general.

error: Content is protected !!