El espíritu de Prince vive en el Super Bowl de Minnesota

Imaginen esto: Prince se sube al escenario en el Bank Stadium en su natal Minneapolis para el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl 2018, entre deslumbrantes luces púrpura, cautivando al público con su frenética guitarra, su conmovedora voz y sus atrevidos pasos.

Sería una publicidad perfecta, el sueño de los más grandes admiradores del músico, pero no pasará.

La muerte de Prince por una sobredosis accidental de analgésicos en 2016 dejó a los fans únicamente con la posibilidad de imaginar cómo habría podido superar el astro su electrizante presentación del Super Bowl hace 11 años en Miami, la cual hizo en medio de una fuerte lluvia.

“La gente bromea ‘¿por lo menos podríamos tener un holograma de Prince?’”, dijo Mike Howard, vocero del comité de anfitriones del Super Bowl de Minnesota. Justin Timberlake será el artista que se presentará en el medio tiempo del partido del domingo.

El jueves durante una conferencia de prensa Timberlake dijo que Prince fue una gran influencia para él.

“En mi opinión el más grande músico completo en la cultura popular”, expresó el intérprete.

Pero las imágenes y los sonidos de Prince estarán ahí para el partido de los Eagles de Filadelfia y los Patriots de Nueva Inglaterra.

Hay un mural de Prince con una paloma blanca en el barrio de Uptown, su estrella dorada fuera del club nocturno de Minneapolis First Avenue y Paisley Park, su casa-estudio convertida en museo en Chanhassen, a unas 20 millas (32 kilómetros) al suroeste de Minneapolis.

“Prince no está en cuerpo pero está en espíritu”, manifestó el productor musical Jimmy Jam, quien junto con su socio productor Terry Lewis incluyó muchos artistas de Minnesota para Super Bowl Live, un festival gratuito de 10 días en Nicollet Mall en el centro de Minneapolis.

Miles de personas acudieron el lunes al concierto “Prince Night”, con Sheila E., Morris Day y The Time, así como la banda de Prince de la década de 1980, The Revolution. Los admiradores también podrán ver de cerca las guitarras de Prince, sus vestuarios, sus sombreros y sus zapatos prestados por Paisley Park para una exposición como parte de Super Bowl Live.

“Era mágico, creo que la gente en Minnesota no se dio cuenta qué tan grande era, probablemente hasta después de su muerte, porque era un tipo de nuestra ciudad”, comentó Jeanette Blasewitz, de 66 años, una fan.

Estas son otras imágenes de la exposición en honor a la gran leyenda, Prince:

Prince se presentó durante el Super Bowl de 2007 en el que se enfrentaron los Colts de Indianápolis y los Bears de Chicago. Muchos consideran que ese espectáculo ha sido el mejor del Super Bowl.

Vestido con un traje turquesa y una camisa naranja, Prince logró una presentación arrasadora de sus éxitos como “Let’s Go Crazy”, seguidos de canciones como “Proud Mary” de Creedence Clearwater Revival, “All Along the Watchtower” de Bob Dylan y “Best of You” de Foo Fighters antes de terminar con “Purple Rain” en medio de la lluvia.

Debate

Comments

comments