España recuerda a Miguel Ángel Blanco, a 20 años de su asesinato a manos de ETA

El asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de ETA conmocionó a toda la sociedad española y generó una respuesta de rechazo a la banda terrorista sin precedentes.

En estos días, que se cumple el 20 aniversario del cruel asesinato, ciudades, instituciones gubernamentales y de la sociedad civil recuerdan el cruel asesinato y organizan homenajes en memoria de Miguel Ángel Blanco.

Concejal del Partido Popular en la pequeña localidad de Ermua, en el País Vasco, era un joven anónimo. Pero su secuestro, y posterior asesinato, sumió a toda España en 48 horas de angustia y espanto. Luego llegó el duelo, y también la repulsa.

La tarde del 10 de julio de 1997, miembros de ETA secuestraron al joven concejal, de 29 años, y dieron al gobierno del entonces presidente José María Aznar un ultimátum: el traslado desde cárceles en todo el país de todos los presos de la banda terrorista al País Vasco. Si no lo hacía en 48 horas, Miguel Ángel Blanco sería ejecutado.

A partir de ese momento comienza un operativo de búsqueda por parte de las autoridades, mientras la sociedad civil empieza a organizarse en vigilias y manifestaciones pidiendo la liberación del concejal.

De nada sirvió. Poco después de cumplirse el plazo, a las 16:00 horas del 12 de julio, ETA disparó dos veces en la cabeza a Miguel Ángel Blanco. El joven fue encontrado aún con vida en un bosque, fue trasladado a un hospital, pero falleció horas después, en la madrugada del 13 de julio.

El espíritu de Ermua

El asesinato de Blanco marcó un punto de inflexión en la actitud hacia ETA. Los vascos, que mostraban su oposición al grupo en privado, aparcaron el miedo y gritaron en público. Fue el llamado “espíritu de Ermua”.

LEE: La historia de la banda terrorista ETA
“No son vascos, son asesinos” o “ETA no, vascos sí”, gritaban en las manifestaciones que sucedieron al asesinato de Miguel Ángel Blanco desde Ermua, a todo el territorio nacional.

En Madrid, el 14 de julio, un millón de personas tomó el centro de la ciudad para mostrar su repulsa al asesinato.

CNN en Español

Comments

comments