ENFRENTA POLICÍA A SECUESTRADORES

Integrantes de bandas criminales dedicadas al secuestro, los cuales operaban en la ciudad y alrededores fueron detenidos ayer por elementos policiacos tras una serie de operativos; dos víctimas fueron liberadas y se logró el arresto de seis personas, entre ellos una mujer.

Derivado del secuestro de un comerciante, y el de una empresaria residente del fraccionamiento AIPM, las autoridades intervinieron ante la exigencia de los delincuentes, quienes amenazaban con matar a las víctimas si no recibían el pago de diez millones de pesos por cada una.

DETIENEN A 3 EN EL PRIMER CATEO
De manera por demás sospechosa los ocupantes de una casa, ubicada en la calle Rocosas número 609 del fraccionamiento Valle Alto, a diario recibían visitas de diferentes taxistas y eran constantes los supuestos gritos en la madrugada, hecho que fue reportado al 911. Tras la llamada anónima, se movilizaron decenas de policías de Fuerza Civil y ministeriales quienes arribaron a la casa. De inmediato notaron que en el estacionamiento había un taxi con número económico 585 de Coatzintla.

Tras notar la presencia de la Policía -supuestamente-, dichos sujetos intentaron escapar pero fue en vano pues la zona estaba repleta de uniformados y en cuestión de segundos fueron detenidos. Una persona que mantenían cautiva fue rescatada.

Antes del amanecer los tres detenidos fueron llevados ante un fiscal quien inició las primeras diligencias.

SEGUNDO RESCATE DESATA TIROTEO
Antes del amanecer, la Policía tenía ubicada otra casa de seguridad en la colonia Nacional; esta banda la conformaban dos hombres y una mujer, operaban en taxis y se les atribuye el plagio de la conocida empresaria Nora Alicia Castellanos Gaona, quien fue privada de su libertad en la colonia Plan de Ayala, el pasado sábado.

Ante la llegada de la Policía y fuerzas especiales, los delincuentes se vieron acorralados y se enfrentaron a balazos contra los uniformados. Como resultado de esa refriega, un policía resultó herido.

Los delincuentes armados fueron detenidos y aseguraron que una taxista conocida como “La Machorra” era la encargada de ponerles los negocios. La señalaron como la cabecilla de esa banda criminal. La presunta líder manejaba el taxi 545 de Coatzintla, coche que también les fue asegurado al igual que armas de fuego y el inmueble que utilizaban como escondite para llevar a sus víctimas.

Los detenidos fueron trasladados a la Unidad Integral de Procuración de Justicia donde quedaron a disposición del fiscal competente.

En medio de un velo de misterio, el secretario de Seguridad Pública del Estado y la fiscal regional arribaron al sitio donde se rescató a la empresaria Castellanos, pero solo fue para posar ante las lentes de varios medios de comunicación pues se negaron a dar declaraciones en torno a la delincuencia que impera en la zona.

Peor aún, tras ser cuestionada sobre el caso en las instalaciones de la Fiscalía, Carmen Vives Noceda -fiscal regional-, dijo que pese al transcurso de varias horas no sabía de ningún avance en las averiguaciones y apenas iba a imponerse de los contenidos, adoptó una actitud negligente y bajo el argumento de que estaba muy ocupada cerró la puerta a medios de comunicación.

Los presuntos aún no rinden sus declaraciones pero es probable que se les atribuyan varios secuestros registrados en las últimos días, entre ellos el de la comerciante Rina Aladro, quien apareció muerta luego de que sus familiares no pagaran rescate.

POR CLEMENTE HERNÁNDEZ REYES
GRÁFICAS DE LUIS SAN JUAN TRUJILLO

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña