Empresarios emigran al sur de EU

Tuxpan, Ver.-  Hasta hace poco, la zona residencial Jardines de Tuxpan era símbolo del poder económico de familias de gran arraigo, vinculadas con banqueros, empresarios, ganaderos e industriales del ramo petrolero. Hoy, portentosas mansiones están en venta o se rentan porque sus dueños se han marchado.

Muchas familias empezaron a irse de Tuxpan a partir del 2011, cuando golpeó la primera oleada de inseguridad. Las cosas no mejoraron y empezó un éxodo hacia las ciudades mexicanas de Monterrey, Puebla, Ciudad de México y Querétaro. Los más pudientes se asentaron en ciudades del Sur de Texas.

En la ciudad metropolitana de Mission, Texas, en el condado de Hidalgo, vive una gran cantidad de empresarios tuxpeños, que llegaron recientemente y se integraron al 85% de la población latina de este lugar. También hay tuxpeños más hacia la Costa Este, en la ciudad de Neverland, en el condado de Jefferson y en Isla del Padre.

La mayoría son residentes y sus hijos ya están matriculados en escuelas de ese país. La gran mayoría solo realiza visitas esporádicas anuales a Tuxpan para atender negocios o para visitar familiares, pero sus estancias son breves.

Pero no solo los hombres de poder económico han dejado la ciudad, también se han marchado dueños de medianas empresas y profesionistas, particularmente médicos e ingenieros dueños de compañías constructoras. Su destino ha sido Puebla, estableciéndose en la zona de Angelópolis y fraccionamientos residenciales aledaños a Cholula.

La Encuesta Intercensal 2015 y las Proyecciones de la Población, del Conapo, revelan que en dos años casi 9 mil tuxpeños se han ido de la ciudad, algunos en busca de trabajo, otros por negocios y también están los que decidieron cambiar su residencia por la inseguridad.

Tuxpan es de las ciudades del estado que registran una reducción notable en su población. En el 2015, la población censada fue de 161,829 y para este 2017 es de 152,501 habitantes. La crisis económica es otro de los factores que han incentivado el desplazamiento de personas.

Todos confían en que vendrán tiempos mejores, pero mientras eso sucede aquí les tocó vivir.

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña