Empresa italiana tiene lado oscuro

Tuxpan, Ver.- La empresa italiana Bonatti, involucrada en denuncias por violaciones a derechos humanos de pueblos indígenas, en el centro del país, ganó contratos para la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula y de la Estación de Compresión “Cañada Rica”, ubicada entre Tuxpan y Poza Rica.

Bonatti y las empresas españolas Elecnor, Abengoa y Enagas, fueron denunciadas ante el Congreso de la Unión, organismos defensores de los derechos humanos y ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, por atentar contra campesinos de Puebla y Tlaxcala, que se oponían a la introducción del llamado gasoducto Morelos, proyecto que no prosperó.

Según el Centro Fray Julián Garcés, de Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C., la italiana Bonatti y las españolas Elecnor y Enagas, en complicidad con CFE, amenazaron a indígenas poblanos y tlaxcaltecas, con usar el ejército y la fuerza pública, para obligarlos a firmar las cartas de anuencia, para la concesión de servidumbre de paso del gasoducto Morelos. No fue amenaza, tiempo después, muchos líderes sociales opositores fueron encarcelados.

A pesar de estos antecedentes, las empresas Infraestructura Marina del Golfo (IMG), TransCanada y IEnova, llamaron a Bonatti y le dieron la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula. En su página web oficial internacional, la transnacional italiana presume los contratos ganados en Tuxpan.

En lo que corresponde a los municipios de Tuxpan y Tihuatlán, Bonatti ha avanzado en el tendido de la tubería de 42 pulgadas, pero, no contaba con que los poblanos tendrían memoria y tan pronto llegaron a su territorio, les pararon las obras. Actualmente 130 comunidades de Puebla e Hidalgo se han opuesto al paso del gasoducto por sus territorios.

El caso de  los abusos  de esta empresa Italiana contra los pueblos indígenas, en el proyecto Morelos, llegó al Congreso Federal y en su momento, la Diputada Claudia Elizabeth Bojórquez, expuso en tribuna que existían violaciones a los derechos de los pueblos. Por lo anterior, los diputados aprobaron enviar un exhorto a CFE, para que atendiera esta situación.

Es claro que Comisión Federal de Electricidad no tomó en cuenta los antecedentes de Bonatti en nuestro país y le permitió participar como subcontratista en el gasoducto Tuxpan-Tula, obra que debe ser terminada el próximo año, pero, por los conflictos sociales existentes, la entrega se podría postergar.

Comments

comments

Acceso a La Opinión Digital


Recuperar contraseña