El mundo interior de un maestro a través de la novela

¡Comparte esta nota!

PLAZA CÍVICA

Enrique Fernández Ramírez

En la más reciente novela de Fernando Aramburu, titulada “Los vencejos”, se aborda la identidad y la cotidianidad de la vida de un maestro. Esa parte de su intimidad vedada para sus alumnos, compañeros de trabajo y padres de familia, que constituye su personalidad y determina su quehacer pedagógico.

Como lo expresa Toni, el maestro, personaje principal de la novela: “Los alumnos ignoran lo que oculto tras la apariencia de profesor tedioso que ven cuando estoy delante de ellos. Tampoco es que les interese gran cosa averiguarlo. Les importa un pepino y yo los comprendo. No menos superficial se me figura el conocimiento que pueden tener de mí los compañeros de trabajo”.

El maestro se presenta ante sus alumnos con todo lo que él es. Con su historia personal, con sus problemas, sus frustraciones y alegrías, sus éxitos y sus fracasos, sus emociones y depresiones.

A través de la novela, se narra toda una vida en el lapso de un año . Vida que queda registrada en un diario personal, al que el maestro Toni, acude cada noche a dar rienda suelta a la escritura. Desde el primer día, este maestro ha decidido dejar esta vida mediante el suicidio, al término de un año.

La trama consiste en que el maestro ha puesto fecha al día de su muerte. Saber cuando va a morir le da un sentido diferente al existir de su último año de vida. Experimenta una indiferencia hacia los objetos de valor que posee, incluso hacia sus libros que eran lo más preciado para él. Poco a poco va desprendiéndose de cada pertenencia; opta por dejar abandonados sus libros y objetos en diferentes sitios de la calle o en los parques. Su casa y su biblioteca van quedando vacías.

En su diario no puede dejar fuera de sus reflexiones, su actividad profesional. Cuestiona las directrices de las reformas educativas. Ha llegado a la conclusión de que la educación no le interesa a los políticos. Considera que lo hecho durante un gobierno, lo deshace el siguiente que llega. Se siente incómodo con el papel que desempeña como profesor.

En el plano personal, da cuenta del origen, desarrollo y ocaso de su matrimonio, cuyo mayor enemigo fue el egoísmo, de él y de su esposa Amalia, lo cual hizo de la familia un infierno. El pragmatismo decadente del amor de la época actual. Los conflictos de pareja llevadas al extremo de la violencia en sus diferentes manifestaciones, en un afán irracional de ver quien provoca mayor daño al otro. La ausencia del perdón como detonante de la ruptura en las relaciones de pareja. La levedad y fragilidad del matrimonio cuando el amor no alcanza para salvarlo del naufragio. Las mutuas acusaciones como coartada final del rompimiento conyugal

Hay días en los que diserta sobre los sentimientos y la naturaleza humana, el odio, la felicidad y el amor. Se explaya en conceptualizaciones existenciales y filosóficas sobre las relaciones humanas con sus padres, su hermano Raúl, sus amigos y con su esposa Amalia. Dedica gran parte de sus reflexiones a la relación que mantiene con su hijo Nikita. Los altibajos emocionales durante su infancia. Los recuerdos de sus años escolares y los problemas propios de la adolescencia y de la juventud.

En la obra se retrata la desnudez de la verdad en las relaciones filiales de hermanos. Las luchas internas por las parcelas de amor que se disputan enconadamente. La personalidad malévola de dañar al más débil. El distanciamiento afectivo de hermanos que se odian, cuando en teoría deberían quererse.

La novela también es un himno a la amistad que derrama lealtad entre amigos que, sin tener afinidades personales entre sí, establecen vínculos tan fuertes que se niegan a la destrucción. A manera de alter ego, Toni confía en su amigo a quien apoda Patachula, sin que éste lo sepa, sus más íntimos problemas y secretos. Sólo él sabe la determinación del suicidio programado por su amigo. Papel fundamental desempeña Águeda, la amiga incondicional, confidente de ambos y ejemplo de ser humano.

Enhebrada en las historias de los protagonistas, se narra la relación de una perrita llamada “Pepa”, y de un perro llamado “Toni”, con sus respectivos amos. El cuidado, el afecto y el apego con las mascotas se entreveran con naturalidad en la novela.

Con una escritura fresca, libre y espontánea, Fernando Aramburu, hace que Toni, el maestro, repase día a día los acontecimientos que han dejado huella en su existencia. Hay un fluir de las frases que quedan indelebles en las páginas del libro. Escribe sin restricciones, se desahoga en el texto donde las palabras, fugitivas, respiran libertad.

Este libro nos lleva a conocer, a través de la literatura, el existir cotidiano de un maestro fuera del aula. Los sentimientos encontrados, espontáneos, y el ser uno mismo, al margen de lo que señalan las normas sociales y de lo “políticamente correcto”.

La novela “Los vencejos” nos aporta elementos para comprender y ser empáticos con los maestros. Cada docente lleva consigo un mundo interior  y tiene una historia que contar.

Aramburu, Fernando (2021). “Los vencejos”.

Barcelona, España. Tusquets Editores. 698 págs.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es prueba-1024x51.png
WhatsApp: SDR La Opinión Recargado
Instagram: Laopinionpr 
Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!