El legado de Octavio Paz se queda en la Ciudad de México

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México se quedará con la posesión y el resguardo de los cuatro inmuebles del poeta Octavio Paz (1914-1998), así como con la explotación de los derechos de autor, la biblioteca y la obra pictórica y escultórica que adquirió o le fue donada al poeta mexicano, reveló a Excélsior el secretario de cultura Eduardo Vázquez Martín.

Luego de que el pasado 26 de julio falleciera Marie-Jo Tramini, esposa de Paz, y se diera a conocer que el legado del escritor mexicano quedó intestado, “lo primero que hizo el Gobierno de la Ciudad de México fue presentar, ante un juez, una petición para que todos los bienes intestados (del matrimonio Paz-Tramini) pasaran a la Ciudad. Recordemos que todos los bienes intestados son reclamados por la Ciudad de México y pasan a ser patrimonio del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF)”, detalló el funcionario.

Así que nosotros hicimos eso, esa solicitud dentro del gobierno y estamos en un proceso donde esos bienes no serán administrados por el DIF, sino que los cede a la SC local para garantizarlos como una unidad cultural que hay que preservar”.

Incluso, adelantó Vázquez Martín, ya existe una primera declaración del juez en este sentido y que en el futuro se podría invitar a los descendientes de la familia Paz Havaux para acompañar el proceso.

El funcionario capitalino también explicó que a la próxima administración de la SC local, que será encabezada por José Alfonso Suárez del Real, le corresponderá llegar a un acuerdo con la Secretaría de Cultura federal, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y El Colegio Nacional (ECN), para crear una figura legal que agrupe este patrimonio.

A la siguiente administración le tocará definir la figura que se deberá crear. Porque ahí están las propiedades y, algo que es más importante, los derechos de autor. Entonces se necesitará promover una política de derechos que hereda la ciudad y tendrá que sumarlos a lo que se decida; quizá un fideicomiso, una fundación o lo que se decida de manera colegiada”, advirtió.

Pero también está la biblioteca, mencionó, porque lo único que Octavio Paz dejó dicho fue que su archivo se fuera a ECN. “Pero la biblioteca y las obras de arte, es decir, la biblioteca tal como la dejó ordenada el poeta, con sus anotaciones y sus postales, como sea… eso nosotros lo propondremos a una reflexión colectiva… aunado a esto, la biblioteca puede tener también algunas obras de arte colgadas como las que podrían existir en la casa”.

Se le recordó que en algún momento el propio Suárez del Real (Excélsior07/08/2018) habló de que el condominio de Paz, ubicado en la calle Río Guadalquivir 109 (col. Cuauhtémoc), donde se encuentran su biblioteca y estudio, resultó afectado por los sismos de septiembre de 2017, lo que obligaría a pensar en la posible reubicación de su acervo bibliográfico, quizá, en la Biblioteca de México José Vasconcelos de La Ciudadela”.

Y también en aquel momento, el próximo titular de la SC añadió: “A título personal, pienso que una alternativa para generar una sinergia entre el gobierno federal y el de la Ciudad de México es que se continúe con la Ciudad de las Letras, en La Ciudadela, donde se podría reproducir el despacho de Octavio Paz y colocar su biblioteca de la calle Guadalquivir 109”.

Al respecto, Vázquez Martín detalló que eso deberá definirlo la próxima administración. “Recuerdo que se decía que eso estaría bien, podría ser, o que alguna de las propiedades sea un Centro de Estudios Octavio Paz. De lo que se trata ahora es de controlar la posesión, el resguardo y ponerlo a disposición del proyecto para que se resuelva, y ya lo decidirán las otras autoridades”.

¿La Secretaría de Cultura local ya cuenta con alguna respuesta del juez sobre la posesión? “El juez ya emitió una primera declaración de que eso es positivo”.

¿Qué sigue en el proceso? “Hay un tiempo para acreditar que no hubiera algún heredero —plazo definitivo que venció el pasado lunes 1 de octubre—, pero nosotros ya tenemos un visto bueno… y aunque han aparecido algunos familiares de Paz (Excélsior 20/09/2918), se sabe que el poeta le heredó a Marie-Jo y los que en realidad pueden reclamar son los descendientes de ella y no ha aparecido ninguno. Así que se hará el procedimiento. Aunado a esto, los familiares de Paz que se han presentado han dicho que no tienen interés económico, sino sólo la salvaguarda del legado; con mucho gusto podrán ser invitados a acompañar el proceso”.

¿Todo quedará listo antes de que concluya su periodo al frente de la SC local? “Sí podremos resolver: la posesión quedará en la Ciudad de México y en la SC local; y el siguiente proceso lo abordará el próximo secretario, junto con las nuevas autoridades federales, ECN y la UNAM
—invitada por nosotros, porque no estaba— a participar en este organismo interinstitucional que sea creado para el manejo de todo esto”.

Con esta información y las declaraciones formuladas por el área jurídica del INBA (Excélsior 24/09/2018), el acervo documental del Nobel de Literatura mexicano, integrado por papeles, documentos y correspondencia privada, así como sus manuscritos y mecanuscritos de sus poemas, ensayos, artículos periodísticos, traducciones y fotografías, en cualquier formato o soporte, será declarado Monumento Artístico esta semana y pasará a ECN.

Esto, pese a que no existe un inventario del acervo y que hasta el momento no se ha mostrado la “previsión notarial testamentaria” que así lo acredita, y sin que tenga efecto alguno la denuncia de que se elaboró un expediente “irregular e incompleto” (Excélsior 25/09/2018), como lo definió el abogado Fernando Rodríguez Téllez, asesor de la familia Paz Havaux.

Y el resto del legado, que incluye cuatro inmuebles del poeta, ubicados en Río Guadalquivir 109, Lerma 143, Plinio 333 y Porfirio Díaz 125, así como el cúmulo de la obra artística y los derechos de autor, pasará a manos de la Secretaría de Cultura local.

EXCELSIOR

Comments

comments