Duarte se declara perseguido; «excolaboradores son presos políticos»

Compartir en:

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, se declaró como un perseguido político, igual que sus excolaboradores Arturo Bermúdez, Georgina Domínguez, Mauricio Audirac y Francisco Valencia, todos presos en el penal de Pacho Viejo, municipio de Coatepec, y por lo que este viernes por la mañana inició una huelga de hambre en el Reclusorio Norte.

A través de una carta que envió al medio de comunicación Imagen Noticias, el periodista Ciro Gómez Leyva dio a lectura de forma total a la misiva, en donde Duarte opina que toda esa persecución en su contra y de sus excolaboradores es para distraer el “desastre” de Gobierno que existe actualmente en el estado de Veracruz.

Asimismo, el extitular del Poder Ejecutivo solicitó la intervención inmediata del Consejo de la Judicatura Federal y estatal para “frenar” a la jueza Alma Aleida Sosa Jiménez, que ha librado todas las órdenes de aprehensión y quien actúa bajo las órdenes del “dictador” que actualmente se ostenta como Gobernador.

Duarte afirmó que el Miguel Ángel Yunes —sin mencionarlo— es un mandatario que no tienen nada que ofrecer a la sociedad a la que sirve, salvo el circo ya montado en su contra en la entidad.

La carta revela que el exmandatario veracruzano tomó la decisión de estar en total confinamiento y en huelga de hambre.

La carta consta de tres hojas en donde explica los motivos para tomar esta decisión:

Centro penitenciario preventivo varonil Reclusorio Norte

Ciudad de México 17 de agosto de 2017

“A partir del día de hoy comienzo mi ayuno y mi confinamiento por voluntad propia y solicitado estar encerrado permanentemente en mi estancia y a diferencia de lo que se ha publicado en algunos medios de comunicación, no cuento con ningún lujo, vamos, no tengo ningún aparato electrónico.

Esta decisión la tomo con la finalidad de que se detenga la persecución política y la cacería de brujas que existe en mi contra y en contra de mis excolaboradores en el estado de Veracruz.

Mis excolaboradores que se encuentran privados de su libertad arbitrariamente en el penal estatal de Pacho Viejo en Coatepec, Veracruz, fueron detenidos con el objeto de:

Primero: presionarlos para que declaren en contra mía.

Segundo: para crear una cortina de humo que distraigan a la sociedad del desastre de gobierno que existe actualmente en el estado de Veracruz.

Por tal razón es que solicito la intervención inmediata del Consejo de la judicatura Federal y estatal para frenar a la juez Alma Aleida Sosa Jiménez que curiosamente es la juez que ha librado todas las órdenes de aprehensión y quien actúa bajo las órdenes del dictador que actualmente se ostenta como Gobernador.

Ella es quien ha obsequiado todas las órdenes de aprehensión en contra de mis excolaboradores sin fundamentos legales, respaldándose en argumentos ridículos, complaciendo de esta manera las órdenes que recibe, repito, de su jefe, el gobernador del estado.

Mi solidaridad está con Arturo, con Gina, con Mauricio y con Francisco. Estoy consciente del infierno por el que están pasando. Son presos políticos, víctimas de la desesperación de un mandatario que no tienen nada que ofrecerle a la sociedad, a la que sirve, salvo el circo que ha montado en mi contra en Veracruz.

Creo en las instituciones, a lo largo de mi vida profesional y política he dedicado mi tiempo y concentración en fortalecerlas.

Es por ello que estoy seguro que al final, este montaje creado para distraer a la sociedad veracruzana de los temas que en verdad interesan y permitan su desarrollo, se caerá y prevalecerá la justicia.

La verdad nos hará libres

Atentamente

Javier Duarte de Ochoa

Al Calor Político

error: Content is protected !!