Descuartizó a sus padres porque lo desheredaron, en Álamo

Compartir en:

Tuxpan, Ver.- De manera inhumana, desgraciado hijo golpeó a sus padres hasta la muerte y no conforme decidió descuartizarlos con un machete; trascendió que el doble homicidio derivó de que los ahora occisos se negaron a poner a nombre de su hijo la casa que habitaban.

El vástago y verdugo de sus padres fue identificado como Miguel M., H., de 49 años, campesino, quien en su versión de los hechos indicó a las autoridades que cuatro sujetos encapuchados allanaron su vivienda y mataron a sus padres. El y su esposa “lograron huir”, la mujer se escondió en casa de sus padres y el asesino entre el monte.

La horrible historia ocurrió al parecer la noche del sábado pasado, pero fue hasta la madrugada del día domingo primero de diciembre, que las autoridades competentes arribaron a la comunidad de Ensenada perteneciente al municipio de Álamo Temapache, la cual es una de las más alejadas.

Según fuentes extraoficiales el victimario salió de entre el monte y buscó a las autoridades ejidales para contarles su versión, al arribar al domicilio para corroborar los hechos se llevaron una espeluznante imagen sangrienta tras el doble homicidio.

Todo parece indicar que en el interior de la vivienda hallaron los  cadáveres de Bonifacio N., de 74 años y de su esposa, María Magdalena N., de 72 años de edad, ambos presentaban cruentas heridas en rostro y cuerpo que les causaron la muerte.

Se logró saber que el reporte forense señaló que el ingrato hijo los golpeó salvajemente con objeto contundente y posteriormente les hizo pedazos con un machete.

Al comienzo de las investigaciones, la policía encontró pruebas suficientes que apuntaban al hijo de la pareja, a quien le encontraron el arma con la que al parecer le quitó la vida a sus padres y la ropa que usaba ese día, tenia por todos lados manchas de sangre que finalmente resultó ser de sus progenitores.

Tras motivos fundamentados el juez competente le giró una orden de aprehensión que le hizo efectiva la policía ministerial. El presunto  agresor fue puesto en manos del juez de control del distrito de Tuxpan, quien luego de la audiencia le decretó dos años de prisión preventiva por el homicidio de su padre y el feminicidio contra de quien lo trajo a este mundo.

error: Content is protected !!