Desalojo violento

PAPANTLA, VER.- Más de 10 familias del Sector Salazar, entre los límites de Reforma y Cerro Grande Escolín, fueron desalojadas, de sus hogares que habitaron por décadas, por la fuerza pública quienes aprovecharon el desconcierto de las personas para llevar a cabo este movimiento.

Una de las afectadas, la señora Rufina Cano, indicó que el lunes pasado sin mediar palabra o previo aviso llegaron los uniformados, al parecer de la Fuerza Civil, quienes comenzaron a destruir algunas casas construidas con palos, láminas, tarros y tablas.

Con la voz entrecortada y lágrimas que escurrían de sus ojos, la señora Rufina comentó que ella ha vivido ahí toda su vida y no concibe como personas aprovechadas llevaron a cabo esta acción. De acuerdo a la señora no les presentaron ningún documento el cual avalara el desalojo.

También relató que al quedarse sin un hogar su hija de 15 años sufrió una complicación de asma bronquial, porque toda la noche la pasaron bajo el fuerte sereno en el potrero, mientras encontraban refugio con conocidos y familiares.

Se informó de manera extraoficial que este terreno se encontraba en litigio el cual fue ganado por la familia Salazar y de esta manera se procedió al desalojo.

Por lo tanto las personas afectadas piden una explicación por parte de las autoridades competentes, así como la intervención del gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, pues consideran podría brindarles apoyo.

Por Ángel Scagno Castillo

Comments

comments