Desabasto inició desde Poza Rica | La Opinión de Poza Rica

Desabasto inició desde Poza Rica

Los petroleros de Poza Rica tuvieron una injerencia enorme para la Expropiación Petrolera, con la llamada “huelga de los 57 días”, movimiento con el cual se paralizó a todo el centro del país, ya que se dejó de enviar aceite a la refinería de Azcapotzalco, pues a través del oleoducto de Poza Rica a Palma Sola, era como llegaba el único aceite que se procesaba en la mayor parte del país.

La huelga se suscitó en Poza Rica cuando aún era campo petrolero, y era la compañía El Águila la que operaba, fue entonces cuando reconoce al sindicato como delegación de la sección 1 de Ciudad Madero, y los empleados lucharon ferozmente por sus salarios y derechos laborales, afirma el historiador, José Luis Rodríguez Badillo.

Los trabajadores en ese entonces no tenían derecho a incapacidades, ni ropa o tiempos extras, por lo que luchaban por un alto a los agraviantes al derecho laboral.

Cuando se da esa huelga, aunque el parque vehicular aún era incipiente, al final trajo un desabasto muy grande en la CDMX, muy parecido al que ocurre actualmente, pero de mayor impacto pues paralizó todo, anotó Rodríguez Badillo.

El historiador expuso que esto molestó mucho al dirigente nacional del sindicato petrolero y al presidente Lázaro Cárdenas, que aunque no estaban en contra de los trabajadores, sí lo estaban, de la huelga, por considerarla no oportuna.

Sin embargo, los trabajadores la vieron como imperante, porque no solo buscaban sus derechos, sino quitarle a El Águila el control del petróleo, y su deseo era hacer una cooperativa, aunque no imaginaron que esto llegaría hasta el punto de nacionalizar el petróleo.

A pesar del desabasto, Lázaro Cárdenas veía con simpatía el movimiento, pero por otro lado, entre la clase trabajadora había desesperación por no cobrar, y tenían que salir a buscar alimentos, algunos prestadores les fiaban, hubo mucho caos.

Fueron Rafael Suarez Ruiz, Cosme Patín Rivera y Eduardo Pérez Castañeda, quienes volaron de México a Mérida, para increpar al presidente y pedirle el apoyo; viajaron con él de regreso al puerto de Veracruz en barco y lo convencieron, con un estudio numérico del precio del mercado, de lo que el petróleo representaba, como negocio, para la nación.

Lázaro Cárdenas por medio del personal de su administración llegó a un acuerdo con El Águila y a los 57 días le restituye todos los agravios laborales que tenían, “Ese fue el gran triunfo de la clase obrera a nivel nacional” apuntó Badillo.

Comments

comments