Deficiente servicio de la CFE en localidades

Compartir en:

Tantoyuca, Ver.- Las quejas en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), continúan no solo por los excesivos cobros, sino también por el pésimo servicio que prestan, cada vez que habitantes de las localidades se quedan sin electricidad, trabajadores de la empresa de clase mundial, tardan más de un día en reestablecer el servicio.

Aseguran habitantes de las diferentes localidades, es el caso de la localidad de Tametate, que desde el pasado viernes se quedaron sin electricidad y a pesar de reportarlo varias veces a la CFE, no les reestablecieron, ni el viernes ni ayer tampoco.

Destacan usuarios de la localidad de Tametate, que siempre es la misma situación, a veces algunos sectores que quedan sin electricidad y el servicio se reestablece después de varios días, lo que demuestra el deficiente servicio que presta la CFE a la población.

Situación similar mencionaron los Vecinos de la localidad de Guayabal Primero, Aquiche se quedaron sin electricidad el día de ayer y hasta el cierre de esta edición, continuaban sin energía eléctrica en sus hogares, porque empleados de la CFE, tardan en atender los reportes por las fallas en el servicio.

Fue aproximadamente a las 8:00 horas, cuando vecinos de la Guayabal Primero Aquiche, se quedaron sin luz y de inmediato reportaron a la empresa de clase mundial, la falla que se había presentado en el servicio de electricidad, pero dicho reporte no fue atendido.

De acuerdo con los habitantes de la localidad, cada vez que se quedan sin electricidad, la CFE tarda más de un día en reestablecer el servicio, por lo que indican que es pésimo el servicio que presta la empresa de clase mundial a la población, lo anterior a pesar de reportar esta falla en el servicio en más de una ocasión.

Son constantes las quejas de los habitantes de las localidades en contra de la CFE por tardarse varios días en atender los reportes, cada vez que se quedan sin electricidad y lo que es peor, se sienten desprotegidos los usuarios ante el pésimo servicio que presta la empresa de clase mundial.