Deben «apretar» a balseros, ciudadanos no quieren más tragedias

Compartir en:

Cazones de Herrera, Ver. – En el recuento de los daños luego del lamentable accidente ocurrido en la balsa Paquita, la ciudadanía expresa su malestar por la falta de medidas de seguridad no solo en esa embarcación, si no, también en la que recién se instaló sobre el río, a la altura de la localidad Vega del Progreso, cuyo camino, igual que Bajo Grande, conducen a la zona cien por ciento turística de Chaparrales.

Entrevistados, grupos de ciudadanos y personalidades destacadas, mencionaron que «las autoridades ya adelantaron que se pondrán en marcha acciones preventivas, mismas que debieron aplicarse al momento de la tragedia, pero desafortundamente nadie se manifestó, nadie reclamó nada, porque eran personas conocidas del dueño de la balsa Paquita».

Al mismo tiempo, señalan que; «Y si los fallecidos hubieran sido extranjeros?». La situación fuera diferente pues entonces, toda la Fiscalía General del estado de Veracruz se hubiera hecho presente y la Secretaría de Marina a nivel nacional, habrían aterrizado en este rincón del Golfo de México para agilizar las investigaciones.

Por ahora, la ciudadanía espera que se concrete la construcción de topes a distancia que esté dentro de lo que marca la ingeniería terrestre, para el caso de Transito Municipal que, de manera conjunta, estarán realizando los trabajos con Protección Civil Municipal, incluso, con la revisión de Protección Civil regional. «El caso lo amerita, para que no vuelva a ocurrir otra tragedia».

Fuentes del ayuntamiento, también consideraron oportuno que, se instale señalética a distancia sobre el camino en las cercanías de donde se ubican las balsas, además, en el caso de Bajo Grande, los dueños deberán rehabilitar el tramo carretero de acceso a la balsa.

Asimismo, los dos chalanes que operan en este municipio, el personal debe tener conocimiento de buceo, contar con chalecos y aros salvavidas, mientras que las embarcaciones deben tener dos cinturones de seguridad de acero inoxidable, como lo exige la Secretaría de Marina, que tiene a su cargo la revisión de este tipo de naves.

Por Roberto Aguilar Tolentino

error: Content is protected !!