Danza de las estrellas

Se abre el telón y el silencio lo es todo. Los sentidos se invaden unos a otros, suspirar es el siguiente paso; el corazón se detiene por unos segundos y enloquecer es la mejor manera de vivir esta noche. “Después del diluvio” fue una pequeña probadita de lo que los alumnos de ProVer y Fomento Artístico Cordobés prepararon para calentar los ánimos entre el público presente; sus cuerpos entallados en piel y en una danza delirante, dejó absortos a chicos y grandes, siendo su presentación la llave maestra a un espectáculo que nos llevó por un viaje diverso de música, cultura y enigmáticas personalidades de los ganadores del Youth America Grand Prix, quienes hicieron gala de su talento. Brady Farrar con “Shade”, “Fado de Portugal” con Margarita Fernandes, “Shiver” con Avery Gay y “Rojo escarlata” a cago de Antonio Calinho, fueron sin duda, un cúmulo de emociones para los espectadores.

Luego de meses de espera, el 8º Festival Internacional de Danza inició con una delirante noche de estrellas de distintas edades y de todos los ritmos, pero con la presentación internacional y estelar -por primera vez en México- de la compañía de danza cubana “Acosta Danza” fundada por el famoso bailarín Carlos Acosta, quienes regalaron a Córdoba la magia de su danzar casi inexplicable, eso que en el escenario sobra y que para el corazón no basta, llevando sus cuerpos al límite en el más bello arte que dejó a más de uno sin aliento.

“Fauno” fue una pieza a dúo entre Laura Treto y Yasser Domínguez (Acosta Danza) así como “A Buenos Aires” un tango rebosante entre Leticia Silvia y Julio Blanes para dar paso en seguida a Ely Regina Hernández quien interpretó “Je ne regrette ríen”. Jayron Pérez se robó las miradas con “Refugio”, tal y como lo hizo Zeleidy Crespo al interpretar “Impronta”, casi para finalizar, como un viaje interior de la pareja, Liliana Menéndez y Jayron Pérez interpretaron “Nosotros” llegando así al momento cumbre esta noche con “El salto de Nijinsky” a cargo de la compañía completa, quienes a camisa blanca, traje y corbata, hicieron vibrar al público que no resistió el ponerse de pie y aplaudir por minutos la cátedra que ofrecieron los cubanos en el escenario, para ser esta una noche inolvidable y tan sólo el inicio de este 8º Festival Internacional de Danza 2017.

ElMundoDeCordoba

Comments

comments