Cruz Roja se ha privatizado

Martínez De La Torre, Ver.- Dar una mano a quien lo necesite, luchar hombro a hombro o apoyar en cualquier situación desinteresadamente, son algunas de las expresiones que sintetizan esa capacidad del ser humano de salir de sí mismo para ayudar a los demás. Esta conducta, denominada altruismo, que conmueve por el esfuerzo moral que implica, se ha convertido en un bien escaso en estos tiempos donde el materialismo y el egoísmo tienen un protagonismo importante.

Sí, todo esto es verdad, pero, ¿Es siempre bueno ayudar? A simple vista pareciera que sí, pero dada la complejidad que nos caracteriza como seres humanos, la respuesta no es tan simple. Y cómo no, amable lector, si hay personas que bajo el disfraz filántropo se apoderan de instituciones como la Cruz Roja para lucrar y beneficiarse con los recursos que dan aquellos seres que aún tienen buena voluntad.

En Martínez de la Torre está una de las cuatro mejores delegaciones del estado, pero lamentablemente en esta institución hoy se deja de lado el altruismo para dar paso a la corrupción (en manejo de recursos) y privatización (en la prestación servicios). Algunas familias de apellidos renombrados se han “adueñado” de la benemérita, a tal grado que quieren cobrar a los pacientes -en su mayoría de escasos recursos- hasta por mantenerlos con respiración.

Son los mismos socorristas y personal que labora dentro de la delegación quienes -por temor a represalias- de manera anónima dan testimonios de que esta institución que antes era para servir y ayudar, ahora es un negocio muy lucrativo para las personas que controlan los recursos que se obtienen de la colecta, así como los servicios médicos y de ambulancias que se brindan cada año.
“¿Qué hacen con el dinero que recaudan?, es claro que no lo usan para pagar los servicios que proporcionan, porque esos te los cobran. Es más que obvio que alguien, por no decir que los integrantes del patronato, se están haciendo ricos”, señalaron.

El punto es, por qué pedir cooperación si cobras todo, y caro, no son cuotas voluntarias, entiendo que sea un negocio porque todo lo es, entonces, por qué no lo pintan como es, por qué insisten en querer hacer creer a la sociedad que esta institución es de beneficencia pública, aquí todo resulta falsedad. Sin embargo, en los discursos, notas periodísticas e información relacionada con la delegación siempre se dice y promueve un altruismo que ya no existe.

Algunos voluntarios y exvoluntarios de esta institución revelan que, en Cruz Roja Martínez de la Torre hay un mal manejo con los recursos que se obtienen con los cobros que se aplican por servicios, violaciones laborales y un sinnúmero de irregularidades que pudiera involucrar a algunos de los integrantes del patronato, los que prácticamente se han adueñado de la institución.

 

 

Por Édgar Juárez Gómez

 

Comments

comments