Crecimiento de Tuxpan, estancado

Compartir en:

Tuxpan, Ver.- Una de las demandas principales, tanto de visitantes como locales, es la construcción de más plazas comerciales para satisfacer las necesidades de la oleada de vacacionistas que llegan hasta Tuxpan de manera constante. Hoy en día solo se cuenta con una que en ocasiones llega a saturarse.

Aunque al menos hace cinco años se consideraba que la demanda por este tipo de sitios estaría creciendo en un futuro a largo plazo, la realidad es que esto ya se superó y la llegada de visitantes cada vez va más en aumento.

Actualmente se cuenta con la Plaza Crystal que está integrada por un enorme establecimiento con innumerables marcas y negocios, el cual el 14 de noviembre del 2008 fue abierto al público para que aproximadamente 385 mil consumidores de Tuxpan y la región acudieran a comprar diversas mercancías, productos, artículos, prendas, zapatos, tenis y artículos varios.

En su momento, esta inversión la realizó Carlos Pereda Grau, con un proyecto de construcción que se llevó a cabo en un periodo de 14 meses, y en el cual fueron destinados 220 millones de pesos para las instalaciones, edificaciones, remodelaciones, aires acondicionados, generando miles de empleos directos e indirectos.

Pero hoy, en pleno 2019, donde la llegada de visitantes al mes supera las 70 mil personas y que se ha convertido en cada fin de semana en el lugar favorito de quienes habitan el Valle de México y el altiplano, una plaza comercial ya no es suficiente.

Para todos los sectores, tanto empresarial como turístico, el municipio se está convirtiendo en un enorme polo de desarrollo, y en este sentido se ha estado esperando el arribo de otras empresas que traerán también importantes derramas económicas en este municipio y la región.

Sin embargo, a pesar de ser la única plaza, en este imperan varios locales que prácticamente están cerrados aunque la demanda de productos y servicios sea mayor, lo que se debe a que los costos de renta de los locales comerciales son cada vez mayor, lo que ha propiciado que varios establecimientos cierren sus puertas y sea complicado que nuevamente en corto plazo un negocio vuelva a abrir, dado que la plusvalía de la ciudad va en incremento.

Mientras que los consumidores son quienes más reprochan la existencia de una sola plaza, no solo por lo que pueden adquirir en ellas, sino dado que estas se han convertido en puntos de escaparate, sobre todo los fines de semana.

error: Content is protected !!