Crece cultura del cuidado ambiental

Gracias a la campaña de recolección de botellas de plástico PET, impulsada desde la pasada administración municipal, la cultura del cuidado ambiental se fortalece y se observa en parcelas, ríos y arroyos más limpios, aseguró la comisionada en Ecología y Medio Ambiente, Anabel Hernández Atanasio.

“El impacto ha sido en el fomento de la cultura en el cuidado del medio ambiente; en las comunidades donde participan escuelas se ha dejado de quemar ese material y se deja de ver el PET en parcelas y ríos”, sostuvo.

Señaló que, ahora con la campaña municipal REeduca, la idea es continuar recolectando botellas del material denominado PET.

Recordó que en el antecedente desde la administración pasada, se trabajó entonces con 85 escuelas, inclusive con algunos comedores comunitarios y capillas.

“Ahora tenemos la misión de mejorar este trabajo y se aterriza directamente en las instituciones educativas, desde jardín de niños, primarias, secundarias, telebachilleratos, incluso comedores y capillas, pero la prioridad es atender a través de las escuelas”, dijo.

Indicó que la mecánica consiste en que el ayuntamiento proporcione contenedores a las escuelas, para recolectar y acopiar el material.

“Vamos a arrancar con los planteles que ya teníamos de la administración pasada y se están atendiendo paulatinamente a las que están interesadas en participar”, abundó.

Mencionó que la promoción la hacen los directores y los maestros, pues a través de sus alumnos piden cierta cantidad de botellas y después pasa personal de Medio Ambiente para recolectarlas mínimo una vez al mes, porque son distintas rutas de atención.

Posteriormente el material se envía a una planta recicladora y el ingreso que se obtenga será para las escuelas participantes.

“Se les dará desde material didáctico, de limpieza, deportivo, inclusive ellos se pueden plantear la posibilidad de trabajar para algo más grande como bocinas, canastas de basquetbol o materiales de mayor costo”, reveló la funcionaria.

Actualmente se cuenta con 91 escuelas participantes y la idea es que los alumnos recojan las botellas en cualquier sitio, parcelas, ríos, sucias o limpias, y las entreguen de preferencia aplastada y con tapa para evitar criaderos de mosquitos. Luego se prensan y se envían a la planta recicladora, anotó.

Comments

comments