Corre sangre de niños en Veracruz

Compartir en:

En los últimos tres años, el estado de Veracruz experimentó un incremento
en el asesinato de niños, niñas y adolescentes a manos del crimen organizado.


Lo anterior, de acuerdo a datos aportados por la Comisión Nacional de
Derechos Humanos (CNDH) mediante el documento “Estudio de niñas, niños y adolescentes víctimas del crimen organizado en México”, y en el cual se ofrecen estadísticas de la Consulta Nacional Infantil y Juvenil 2019.


Además se observa que en la entidad aumentó el número de niñas,
niños y adolescentes víctimas de homicidio doloso, al crecer de 0.53 por
ciento en 2015 a 1.8 por ciento en 2018, aunque a nivel nacional; Chihuahua puntea la estadística con 16.1 por ciento.


Además, el estado se ubica en el grupo de los últimos 9 en la tasa de
niños, niñas y adolescentes extraviados, y en los últimos once con mayor
población menor de edad sujeta al sistema de justicia penal, con 69.
En cuanto al Índice Estatal de Riesgo de violencia asociada con el crimen
organizado con impacto en niñas, niños y adolescentes (2018) Veracruz se
ubica entre las últimas siete entidades a nivel país, con un 0.307 por
ciento, equivalente a muy bajo, a comparación de Guerrero, con 1.27, es
decir, muy alto.


Lo anterior, en el contexto que el estado de Veracruz es el tercero con más
población de personas menores de 18 años, con 2.6 millones, después de
Estado de México y Jalisco.


Además, de acuerdo a la Consulta Infantil y Juvenil 2018, es de las últimas
seis entidades donde los niños no se sienten seguros en casa.


Respecto a la percepción de inseguridad en la escuela, esta se incrementa
considerablemente en comparación con los resultados obtenidos en el hogar, y en que Veracruz ocupa el cuarto lugar nacional.


A la vez, Veracruz, junto con Puebla, Oaxaca y Tabasco registran los
menores niveles de consumo de enervantes ilícitos, siendo de 1.3 por ciento
en la entidad.

error: Content is protected !!