Coronavirus mutante: delta, omicron y flurona

¡Comparte esta nota!

Una enfermedad llamada doctor

Dr. Ignacio Espinosa. Médico Internista. Tels: 782 82 2 6352 y 782 888 0056.

Recientemente me topé con una nota periodística y me llamó la atención el título: “El SARS-COV-2 puede ser huésped de tu cuerpo por meses y meses según estudio”

https://www.elfinanciero.com.mx/salud/2021/12/26/el-sars-cov-2-puede-ser-huesped-de-tu-cuerpo-por-meses-y-meses-segun-estudio/

El siguiente texto es lo esencial del cuerpo de la nota: “La propensión del coronavirus a infectar células fuera de las vías respiratorias y los pulmones es cuestionada, con numerosos estudios que brindan evidencia a favor y en contra de la posibilidad”.

Lo anterior explica la histeria actual de diagnosticar COVID ante cualquier síntoma de otros órganos diferentes al sistema respiratorio en el cual se ubican los coronavirus. Yo insisto en que los síntomas típicos de COVID son respiratorios y obviamente cualquier infección con fiebre significa una reacción sistémica con alteraciones de intensidad variables en otros órganos de nuestro cuerpo.

La carga de infección fuera del tracto respiratorio y el tiempo para la eliminación viral no están bien caracterizados, particularmente en el cerebro, escribieron Daniel Chertow, quien dirige la sección de patógenos emergentes del NIH, y sus colegas.

Ya en agosto del 2020 publiqué un tema sobre este virus con el título: ¿Viejos? Los coronavirus. www.kiskesabe.com, de cuyo texto comento lo esencial:

Más viejos que Jesucristo. El ancestro común más reciente del coronavirus se ha encontrado en el siglo IX, antes de Cristo.

https://es.wikipedia.org/wiki/Orthocoronavirinae

Los coronavirus (Orthocoronavirinae), los recuerdo desde la escuela de medicina en las clases de microbiología, no son nuevos como se afirma.  Existen en diferentes animales, incluído yo: bovinos, caninos, murciélagos. La mayoría de las personas se infectan con estos virus en algún momento de su vida. Hay registradas unas 39 especies diferentes y hay siete cepas registradas de coronavirus humanos: la nueva cepa 2019-nCoV, es la que en este momento está enloqueciendo al mundo. ¿En lo político y económico?.

Lo anterior explica el reporte de los rebrotes agudos con diferentes cepas: delta, omicron. Todo cambia, todo se mueve, nada es estático, por esto nadie se baña dos veces en el mismo río porque este cambia constantemente, y también cambia constantemente el que se baña en ese río. Esto nos enseñó Heráclito de Efeso desde hace unos tres siglos antes de nuestra era.

Los virus mutan (cambian) constantemente, en lapsos variables y esas mutaciones pueden ser nocivas, inofensivas o benéficas. Esto explica lo que estamos viviendo actualmente con las siete variantes humanas de coronavirus y seguramente otros virus y bacterias.

       Las infecciones por coronavirus humanos ocurren en todo el mundo. Se ha demostrado que los anticuerpos contra esos virus se adquieren desde el principio de la vida, de manera que más del 80% de las personas adultas sanas tienen anticuerpos en su sangre. Esto indica que el cuerpo estuvo en contacto con cepas del coronavirus, haya o no, presentado síntomas de enfermedad y esos anticuerpos son defensas latentes, por si esos virus tratan de invadir (infectar).  Esto es la memoria inmunológica. Por lo anterior la prueba en sangre con anticuerpos positivos para coronavirus no tiene valor diagnóstico de enfermedad aguda, es posible que esos anticuerpos nos protejan especificamente contra tal o cual cepa del virus o en forma cruzada contra cepas diferentes.

       Se comenta que es posible, por ejemplo, que los anticuerpos en contra de la variante delta nos protejan contra la variante omicron y que la vacuna contra una variante de alguna forma nos proteja contra otra variante.

       Todo lo anterior nos lleva a concluir y reafirmar lo que he estado comentando en más de 30 publicaciones sobre el tema en cuestión, desde su inicio hace dos años:

1-COVID es una nueva versión de una cepa mutante de coronavirus que es un huésped natural en nuestras vías respiratorias.

2-Los síntomas típicos siguen siendo directamente respiratorios en la mayoria de los casos de evolución benigna, un 95% . Y en una minoría (5%) puede evolucionar con una reacción sistémica (cascada de citoxinas) grave y mortal.

3- Que muchos de los síntomas considerados como secuelas en realidad se deben al abuso de medicamentos principalmente derivados de la cortisona, cuyos múltiples efectos colaterales pueden empeorar otras comorbilidades crónicas  o agudas como la diabetes y sus complicaciones como la neuropatía.

3-No hay ningun tratamiento específico para el virus y solo se debe tratar sintomáticamente como cualquier catarro común.

4- Que un buen porcentaje de las muertes atribuidas al virus en realidad se deben a las comorbilidades: diabetes, exceso de medicamentos para la hipertensión arterial, neumopatías crónicas entre otras, así como al abuso de medicamentos y de la intubación que empeoran las llamadas comorbilidades.

5- Lo anterior me consta, y por eso lo comunico, y además durante los dos años de esta contingencia con bastante seguridad he expedido 15 certificados de defunción, cuya muerte fue causada por exceso de los derivados de la cortisona y otros fármacos, en pacientes con COVID leve o en pacientes con síntomas de otras enfermedades infecciosas o no,  que se atribuyeron y trataron erróneamente como si fuese COVID.

6- La vacunación sigue siendo incierta, por las imcertidumbres comentadas previamente y por la incertidumbre en las mutaciones virales. Una vacuna diseñada hace un año, puede que ya no funcione si el virus mutó en ese lapso, estaría “descontinuada”. No obstante lo anterior, ya me apliqué las tres dosis de vacuna recomendadas por las autoridades sanitarias, pero esperé un par de meses con el fin de verificar si los que se aplicaron la vacuna antes que yo, sufrieron o no reacciones agudas graves o mortales. Soy negrito pero no…creyente a ciegas.

7- No nos queda más que seguir con la tan reiterada SANA DISTANCIA y esperar a que se de la vacunación natural de rebaño y artificial con las vacunas para que este bicho sea controlado.

8- Flurona, es la coexistencia de COVID e INFLUENZA: Recientemente los medios han estado informando sobre algo que llaman “flurona”, un nuevo término para alguien que tiene COVID-19 e influenza al mismo tiempo, comenta el Dr Jonathan Grein, director de Epidemiología del Hospital en Cedars-Sinai, enfatizó que esta no es una nueva variante de COVID-19. Y esta afirmación es falsa y “terrorista”.

https://www.cedars-sinai.org/newsroom/superando-el-incremento-de-omicron-explicando-flurona/.

9. La flurona, neologismo a partir de la unión del nombre coloquial en inglés para el resfriadoflu, con “co-ronavirus”, es la coinfección por el virus SARS-CoV-2, responsable del COVID. NO es una nueva variante de COVID.

https://es.wikipedia.org/wiki/Flurona

Seguramente flurona no es una variante de COVID, pero si una variante para aumentar las ganancias de la mafia de la industria farmacéutica.

Lo comunico para que lo sepan, no para que me crean.

Correo: dockiskesabe@msn.com

Página: www.kiskesabe.com

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es prueba-1024x51.png
WhatsApp: SDR La Opinión Recargado
Instagram: Laopinionpr 
Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ANUNCIO-BANNER-1-1024x200.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es QUEJAS-1024x230.jpg
¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!