CON-CIENCIA

¡Comparte esta nota!

CAMBIA TU MUNDO CON TUS PALABRAS

-tu subconsciente obedece lo que hablas de ti mismo-

POR: GABRIEL DEL ANGEL

Hoy en día la comunicación avanzado mucho, como bien sabes no cuesta ningún trabajo comunicarse personalmente con alguien a casi cualquier parte del mundo a través de tu teléfono móvil, a cualquier hora del día o de la noche. Hablar y saberse dar a entender son cualidades de las cuales gozamos los seres humanos, aunque no siempre sea fácil ponerse de acuerdo pues los razonamientos entre el ser humano varían, pero viéndolo positivamente estas discrepancias de opinión enriquecen el conocimiento entre unos y otros, al final ambas partes terminan aprendiendo.

Pues bien hablar y expresarse ante los demás como te decía suele ser un privilegio del cual gozas, y bueno sabemos que hay personas que cuentan con una elocuencia y oratoria admirable, así como otras  que en forma inversa no son nada expresivas, se limitan hablar lo elemental o necesario. Sin embargo te pregunto ¿has puesto atención a lo que hablas diariamente? , sin temor a equivocarme es difícil que lo hagas, es muy difícil pensar cada palabra antes de decirla espontáneamente, solo cuando vas a tratar un tema específico previamente escoges hasta las palabras que vas a utilizar, pero por curiosidad te invito a que “te escuches”, pon mucha atención a todo lo que hablas, tal vez pedirte que lo hagas todo un día se te dificulte, pero observa como gran parte de tu dialogo se enfoca al juzgar y la queja, está en nuestra naturaleza, no es exclusivo de ti.  Esta expresión ¿es perjudicial?, si, ¿Por qué?, porque viene desde tu subconsciente y está  en coordinación con tu dialogo interno, se relaciona con lo que hablas y piensas de ti mismo, no te permite ver las oportunidades que la vida te pone frente a ti y solo alcanzas a ver los obstáculos que por naturaleza existen, entonces tu mundo se complica al igual que tus relaciones con los demás. Sin el afán de buscar culpables esto no es casual si no causal, es una programación que adquiriste involuntariamente desde tu infancia, hogar, la escuela y de la misma sociedad. Cambiar tu dialogo interno te ayudara a  escoger mejores palabras que te harán ver tu mundo de manera distinta y si pones atención a lo que acabas de leer me refiero a “tu mundo”, no al de los que viven contigo  o al mundo en general, si no el tuyo, que es el que debe interesarte, aunque suene un tanto egoísta.

Las palabras que pronuncias se vuelven como una especie de profecías que tú mismo haces que se cumplan, las palabras negativas que dices, piensas y escuchas, tu mente subconsciente las procesa como órdenes y te advierto que buscara todas las formas para que se cumplan. Tu naturaleza humana ante las dificultades (que dicho sea de paso todos las tenemos) te lleva a quejarte y hablar constantemente de tus problemas, pero esta clase de conversaciones solo atraerá más situaciones similares a tu vida. Sin embargo como bien es sabido que cada problema tiene su solución,  este caso no es la excepción, por lo que la forma en como respondes a las adversidades y dificultades  de la vida, tendrá un gran impacto en el tiempo en que te quedas en esa situación, por eso entre más pronto te enfoques a enfrentar y resolver razonadamente cualquier situación, haciendo a un lado tus emociones, más pronto saldrás de lo que en ese momento ves como dificultad y adversidad. Es importante saber cuándo darle “vuelta a la página” y continuar tu camino.

Por eso cuanto más positivas sean tus palabras y tus pensamientos, tu fortaleza será mayor y más pronto superaras cualquier situación.

Si quieres que tu mundo cambie, necesitas ir quitando palabras de tu vocabulario personal e ir agregando palabras que fortalezcan tu subconsciente para que este lleve a cabo su función, por lo que tienes que aprender hablar con palabras lo más constructivas posibles, esto te ayudara a sobreponerte ante cualquier situación o desafío que se te presente. ¿Qué tienes que hacer? envíale a tu cerebro  calma y bienestar a través de la meditación y la relajación, además si empiezas a repetirte palabras positivas empezaras a romper el ciclo de la negatividad, puedes usar palabras como: “estoy bien”, “lo voy a lograr”, “nada me va a pasar”, “estoy a salvo”, “estoy sano”, etc.  Es importante dejarte en claro que no esperes que todo sea perfecto, debes ser paciente a que se den todas las condiciones ideales, pues tu puedes crearlo desde dentro.

Napoleón Hill es un escritor muy famoso, entre algunos libros que ha escrito esta un Best Seller  titulado “piense y hágase rico”, en el narra una anécdota personal de su infancia pues el a sus amigos siempre les comentaba que  quería ser escritor cuando fuera grande, sus amigos siempre le decían que eso era “imposible” por las condiciones económicas del lugar que habitaban, sin embargo Napoleón ahorro dinero y se compró una enciclopedia británica, cuando le llego el paquete lo abrió ante sus amigos, fue por unas tijeras y recorto del diccionario la palabra “imposible” y repito ante todos, “a partir de este momento quito de mis diccionario personal la palabra imposible”.

Y ahora ¿vas a  comenzar a prestar más  atención a las palabras que utilizas a diario?

Finalmente te invito a que nos leas los lunes en la Página Web y de Facebook del Mejor Diario de La Zona Norte del Estado de Veracruz, La Opinión.

Con el mejor de mis deseos porque seas feliz, perfectamente saludable y libre de todo sufrimiento.

NAMASTE.

Twitter – @laopinionpr
Facebook – @LaOpiniónPozaRica
Youtube – La Opinión Poza Rica
¿Reporte y denuncia?
Si cuentas con imágenes o video que exhiban maltrato, abuso de autoridad, corrupción o cualquier acción inhumana. ¡Por favor, háznoslo saber!
– WhatsApp: (782) 219-94-02 <<< ¡clíck aquí!
– Por e-mail: denuncias@laopinion.net <<< ¡clíck aquí!

¡Comparte esta nota!
error: Content is protected !!

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home2/laopinio/public_html/wp-includes/functions.php on line 5107